La vanidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1728 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ENSAYO

LA VANIDAD
La vanidad es un mendigo que pide con tanta instancia
Como la necesidad, Pero mucho más insaciable
Benjamín Franklin
¿Qué ha sido de las mujeres a lo largo de la historia? ; mudas, abnegadas e inofensivas, “las sacadas de la costilla de Adán” que desde un principio fueron el complemento de un hombre. Merecen gran mérito el ser capaces de equiparase con él en multitud detareas y superarlo en otras muchas habiendo tan solo surgido de una de sus costillas. Que lejana se ha quedado aquella época de subordinación de la mujer. Hoy podemos hablar de la torera y la doctora, la mujer actual tiene grandes posibilidades en el ámbito laboral, posibilidad de votar y de elegir libremente el qué hacer con su vida.
Pero así como socialmente han escalado y se han educado, hancambiado su forma de pensar y actuar. Actualmente les preocupa tanto su aspecto físico, que la mayoría de veces, de este depende su autoestima, su valor y su felicidad, la vida parece imposible sin un espejo y una corriente continua de aprobación que las haga sentirse seguras. De esta manera y sin darse cuenta se ven envueltas en una sociedad consumista donde la moda y los estereotipos arrastran agrandes multitudes con esquemas escogidos por pocos.
Ese prototipo de belleza ideal que se reduce a la imagen física de la “mujer Light” es la de un cuerpo delgado, esculpido y congelado en la eterna juventud. Para lograrlo cuenta con una variedad de dietas y programas de ejercicios, en el primer caso; cirugías, siliconas y liposucción, en el segundo, y los inventos de la cosmética y loslaboratorios (suplementos dietarios, parches de estrógeno) y nuevamente el bisturí, en el tercero. Aunque este ideal de belleza es cada vez más inalcanzable, puesto que el cuerpo de la mujer debe ser cada vez mas delgado y estilizado, influido por las vanguardias, las modas de la alta costura y la irrupción en las pasarelas de nuevos diseños que han influido sobremanera en la estética femenina. Cita unestudio que demuestra que desde 1950 hasta fines de los 80 las modelos que aparecían en las páginas centrales de la revista Playboy fueron perdiendo aproximadamente un kilo por año. Una mujer común, sin estar gorda, pesa diez kilos más que una modelo de su misma estatura. Esta distancia con el modelo hace que casi ninguna mujer se sienta satisfecha con su cuerpo. La necesidad de adelgazar a todacosta sostiene un negocio que genera 50 mil millones de dólares al año en todo el mundo. Cuando el adelgazamiento y la gimnasia no alcanzan para igualar el ideal de belleza, se recurre a la cirugía. Existen técnicas, como la lipoescultura, que moldea el cuerpo extrayendo lo que "sobra".
Esa belleza ideal que las revistas de moda confirman, pueden identificarse con una especie de modelito que sale portelevisión, al final de los noticieros, siempre a un milímetro de quedar al desnudo, con curvas increíbles y deseadas por un grupo significativo de hombres, causa de la desdicha de algunas mujeres que no cumplen con este prototipo.
Basado en lo anterior se puede deducir que la publicidad es en cierto modo machista, porque esta hecha exclusivamente para los hombres, y muestra a la forma femeninacomo gancho de venta a toda clase de productos, “cualquiera diría que la mujer se cambia de ropa interior cada media hora, tal es la reiteración constante de sus atributos físicos” afirma la sicóloga Victoria Franco. El mensaje de la publicidad debe estar acorde con el tipo de producto que se quiere vender, pero se ha caído en la banalidad de anunciar cualquier producto con los senos y el traserode una mujer. Y peor aun, es que este problema es responsabilidad de aquel grupo de mujeres que se prestan para ser Top Models, reinas, y posar para las revistas. Los publicistas no se inventan este fenómeno sino que lo reflejan.
La moda es otro aspecto con mucha influencia en la vida de las mujeres porque al cambiar las tendencias, sus gustos cambian, también su guardarropa e incluso, algunas...
tracking img