La voz dormida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 41 (10003 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
GAIA II
.: La Voz Dormida :.
INTRODUCCIÓN
A menudo el éxito y el fracaso -esos dos malditos impostores- asoman la cabeza por la rendija de la inspiración, y te susurran al oído qué debes y qué no debes hacer...
Ahí comienza la batalla de un compositor y escritor! Apaciguando la angustia que le llena ante un folio en blanco, acallando esas interesadas voces del éxito y el fracaso, escuchandosólo, y de forma pausada y honesta, a tu corazón...
En este nuevo trabajo -La Voz Dormida- es lo que yo, con la inestimable ayuda de mis compañeros de viaje -a los que tanto debo y tan poca cosa reciben de mí- hemos intentado que cantara el corazón, que tocaran las guitarras nuestra ilusión y que escribiera la letra la pluma más pura que conozco: nuestra Alma.
Yo sólo soy un ladrón de palabras, unsecuestrador de ideas y melodías, y unicamente pido como rescate: tu sonrisa. La Música es el idioma del Alma y las novelas son los besos que la imaginación da a nuestra vida. El autor sólo escribe la mitad de una obra, de la otra mitad debe ocuparse quien la recibe. Ahora te toca a ti, no nos juzgues con ligereza, este trabajo está impregnado de duro esfuerzo y renovada ilusión. Esperamos nodefraudarte y que te sientas orgulloso de nosotros. ¡¡El viejo Mägo ha vuelto!!
Damos las gracias a la Música por amarnos y por supuesto a ti, pues sin ti, seríamos silencio...
¡¡We must be over the Rainbow!!
El Cairo, 25 de septiembre de 2005
Txus Di Fellatio
Volaverunt  Opus 666
CAPÍTULO I
Madrid, 25 de mayo. 1823

No importa si tienes éxito o si fracasas. No importa si llegas a la meta osimplemente te quedas a las puertas. Lo importante no es la meta, es el camino...
Durante toda su vida la fuerza motriz que había desperezado su ya cansada imaginación había sido la voluntad. Pero eso sólo era el combustible, el alimento que hacía que su cuerpo y su mente no se doblegaran ante el fracaso, esa fuerza invisible que le hacía levantarse cada mañana y mirar a los ojos la derrota, yapartándola de un golpe, enfrentarse a sus sueños. Cada vez que se quedaba frente a frente con un lienzo en blanco lo estudiaba, incluso se diría que hablaba con él.
¿Tú qué quieres ser? -le preguntaba-.
Y antes de escoger los colores de su paleta, sabía perfectamente en qué pigmento debía sumergir su pincel, su alma... En el de la pasión. Hagas lo que hagas en la vida, triunfes o fracases, seapor divertimento o por oficio; hazlo con pasión. No importa si es bueno o malo, mediocre o sublime. El arte sin pasión es como besar a una piedra, carece de calor, de Alma... Hagas lo que hagas en tu vida, hazlo con pasión.
Una perla es un insignificante grano de arena, no es importante, nadie le presta atención. Pero el tiempo, la constancia y la pasión hacen de él algo precioso, algo tan valiosoque hasta los océanos le rinden pleitesía. ¡Todo sueño empieza por ser algo pequeño!
Mientras reflexionaba, Goya daba sus últimas pinceladas a una extraña obra pintada, como muchas otras, en las paredes de su apartado caserón, a orillas del río Manzanares, en la ribera de Aluche. Las paredes de esta casa se llenaron de alucinantes escenas de supersticiones, brujerías y endemoniamientos. Allí estaSaturno devorando a sus hijos con una viveza que escalofría, allí el Gran Buco convocando a sus torvos feligreses y allí su última pintura, el gran Aquelarre fantasmagórico de caras hechas a trompicones, de esperpentos malignos... y presidiéndolo todo: El Macho Cabrío.
Desde que su sordera se adueñó de sus silencios, Goya se refugió de la Corte de Fernando VII en este apartado caserón, a lasafueras de Madrid. Se le conocía en la Villa como "La Quinta del Sordo". Allí, en compañía de Leocadia, quien estaba a cargo de la casa, y el fiel Isidro, que le servía de intérprete y cuidaba de la huerta, fue donde tuvo lugar una extraña visita que cambiaría el transcurrir de los acontecimientos, y como no, el Mundo...
A las doce menos un minuto de la noche, bajo una espesa oscuridad, una...
tracking img