Las desiciones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 34 (8432 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1-25. LA CONVERSION DE SAULO, Y LOS COMIENZOS DE SU MINISTERIO.

1. Y Saulo, respirando aún amenazas contra los discípulos, etc.—El enfático “aún” denota el hecho notable de que hasta ahora seguía ardiente su ciega rabia perseguidora contra los discípulos de Cristo. (A pesar de este hecho, Neander y Olshausen pintan a Saulo como “hondamente impresionado por la gozosa fe de Esteban, recordandolos pasajes del Antiguo Testamento que confirmaban la mesianidad de Jesús, y experimentando en sus adentros lucha tan violenta que prepararía en él el camino para el desarrollo de los designios de Dios para con él”. ¿No está en el fondo de todo esto una aversión a la conversión repentina, si no es una incredulidad inconsciente en tal experiencia?) La palabra “muerte”, correctamente traducida“matanza”, aquí señala las crueldades aun no relatadas, pero los detalles de las cuales Pablo mismo suple unos treinta años después: “Que he perseguido este camino hasta la muerte” (cap. 22:4); y “cuando eran matados, yo dí mi voto” (contra ellos). “Y muchas veces, castigándolos por todas las sinagogas, los forcé a blasfemar; y enfurecido sobremanera contra ellos, los perseguí hasta en las ciudadesextrañas” (cap. 26:10, 11). Todo esto antes del viaje a Damasco.
2. demandó … letras—de parte de las autoridades. para Damasco—la capital de Siria, sobre el gran camino entre el Asia oriental y la occidental, como a 200 kilómetros al nordeste de Jerusalén; la ciudad más antigua del mundo quizá, que “reposa en el centro de un verdoso e inagotable paraíso. Rebosaba (según Josefo, Guerras, II. 20. 2) dejudíos y de gentiles convertidos a la fe judaica. Allá había penetrado el evangelio; y Saulo, entusiasmado por los éxitos ya alcanzados, se encarga de aplastarlo. si hallase algunos hombres o mujeres—Tres veces se especifica el término mujeres como objetos de su crueldad, como un rasgo agravado de la misma (cap. 8:3; 22:4, y aquí).
3. llegando cerca de Damasco—así en cap. 22:6. La tradiciónseñala un puente cerca de la ciudad como el sitio aludido. Los eventos que motivan las crisis decisivas de la vida de uno, se imprimen de tal manera en la memoria que circunstancias en sí las más triviales, adquieren por su relación a aquéllas algo de importancia, y se recuerdan con inexpresable interés. súbitamente—A qué hora del día aquí no se dice; pues aquí reina la sencillez natural. Pero él mismoasevera enfáticamente en una de sus narraciones (cap. 22:6) que era “como a mediodía”, y en otra (26:13) “en mitad del día”, cuando no podía haber engaño alguno. le cercó un resplandor de luz del cielo—“una luz” (él mismo dice) “que sobrepujaba el resplandor del sol” (cap. 26:13), que brillaba entonces con toda su fuerza.
4-6. cayendo en tierra—él y sus acompañantes (cap. 26:14), quienes“vieron la luz” (cap. 22:9)—oyó una voz que le decía—“en la lengua hebrea” (cap. 26:14)—Saulo, Saulo—una reduplicación llena de ternura. [De Wette]. Aunque su nombre pronto fué cambiado en “Pablo”, encontramos que, en sus dos narraciones del evento, después de un intervalo de tantos años, él retiene la forma original sin atreverse a alterar en lo más mínimo las palabras que le fueron dirigidas. ¿por quéme persigues?—Ningún lenguaje puede expresar el carácter conmovedor de esta pregunta, dirigida desde la diestra de la Majestad en las alturas a un pobre y enfurecido mortal perseguidor. (Véase Mat_25:45, y todo aquel escenario del juicio.)
5. ¿Quién eres, Señor?—“Jesús conocía a Saulo antes que Saulo conociera a Jesús”. [Bengel]. El término “Señor” aquí es un término indefinido de respeto paraalgún personaje no conocido pero augusto. Que Saulo vió tanto como oyó a esta gloriosa persona que le habló, lo dice expresamente Ananías (v. 17; Mat_22:14), y Bernabé (cap. 9:27), y él mismo (cap. 26:16); y al defender su apostolado, declaró explícitamente que había “visto a Jesús el Señor” (1Co_9:1; 1Co_15:8), lo que no puede referirse sino sólo a esta ocasión. Yo soy Jesús a quien tú...
tracking img