Las lagrimas del angel

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4258 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS LÁGRIMAS DEL ÁNGEL Ana y Cristina eran dos hermanas, nacidas en el interior, que rondaban los 6 y 8 años. Ana, de carácter cariñoso, inquieta, curiosa, su pelo era oscuro como la noche y sus ojos claros como el mar. Cris, totalmente diferente, de carácter tranquilo, cariñosa y algo distante, sus ojos eran de color miel y su pelo, como el de Ana, negro como la noche. Sus padres, desdepequeñas, las llevaban a veranear a la costa, ya que el padre de las niñas era un enamorado del mar. Les daba mil paseos por la arena contándoles mil historias sobre lo que para él significaba el mar. Las sentaba en la orilla, les enseñaba las conchas caracolas para que jugasen con ellas y mientras, les decía el sentido de todo lo que la vista le alcanzaba; cada cosa que encontraba en la playa, para él erauna historia nueva. Ellas, claro, no podían entender todo, pero aun así, su padre intentaba avivar en ellas el amor que sentía por el mar. Cada día les costaba más trabajo a las niñas dejar sus paseos y volver a casa. Las explicaciones de su padre les encantaban, en ese entonces aún eran pequeñas, pero ya empezaban a hacer preguntas. Ana un día le pregunto: Papá ¿qué es el mar? ¿De donde vienetanta agua? Su padre le contestó: Son lágrimas de ángeles que las acumulan en esta gran bañera que parece que va a rebosar, pero que al llegar al filo se detiene y retrocede. Ana, alegre, agarraba a su hermana de la mano y le decía: Cris, corramos a la orilla, mojemos los pies en las lágrimas de los ángeles, y Cris, arrastrada por su hermana, mojaba sus pies,

pero al ver llegar la ola corríahacia atrás. Ana reía y le decía: Cris, Cris, mira, son saladas las lágrimas. Luego se sentaba en la arena a la vera de su hermana y de su padre y miraba fija como rompían las olas en la roca. Su padre les decía: Ya es la hora de irnos, y las niñas recogían sus cubos llenos de conchas y de piedrecillas de colores. Ana se llevaba toda la tarde dibujando todo lo que había visto en la playa, mientras suhermana dormía plácidamente. Al llegar el siguiente día, volvía su padre a llevarlas al mismo sitio, donde se ponían a hacer castillos de arena y a recoger sus conchas, mientras su padre les decía: ¡Cris! ¡Ana! mirad esa caracola, cogedla y escuchar… Las niñas, para llegar al sitio donde se encontraba, hicieron carrera. Al llegar junto a la caracola, se sentaron cansadas en la orilla y empezarona chapotear sus pies dentro del agua. Con la caracola ya en sus manitas la acercaban a sus oídos y volvieron sus caritas hacia donde su padre estaba sentado. Le gritaron: Papá ¿por qué las caracolas tiene voz? Su padre las sonrió y las llamó junto a él. Dijo: Cris dame para escucharlas. Se llevó un rato con los ojos cerrados escuchando el sonido y luego, mirándolas, dijo a sus dos hijas: Ana,Cris, las caracolas guardan dentro, los cantos de las sirenas que viven debajo de las aguas, son hijas de los dioses del Olimpo. Ellas no entendían nada le miraron sorprendidas y le preguntaron, pero… ¿el mar tiene hijas? Él volvió a mirar a su hija Ana y le dijo: Sí Ana, es difícil de entender, pero el mar y el cielo se enamoraron y tuvieron sus hijos, unos viven en el mar y otros en el cielo. Cris,la menor, que casi no sabía qué pasaba dijo espontánea: Hermana, ¿los peces se meten dentro de las caracolas? Ana se rió a carcajadas y le dijo: No Cris, no son peces, dice papi que son voces y cantos de sirenas, niñas como nosotras que viven debajo de las lágrimas saladas. Como cada día, después de su baño, recogían sus cosas y volvían a casa.

Ese día, más extrañadas que cualquier otro,entraron corriendo. ¡Mami, mami! dijo Cris alterada. Cris, tranquila, respira, respondió su madre desde la cocina. ¿Sabes que el mar tiene voz? Su madre la cogió en brazos y le dijo a Ana: ¿qué está diciendo tu hermana? Ana suspiró y dijo, mirando con cara de tristeza a su padre, al ver que Cris no había entendido nada de lo que su padre les había explicado: Mami, papá nos dijo que las caracolas...
tracking img