Leonardo herrera

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1121 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capítulo uno



(Marcela)
N u n c a m e gustaron los velorios. Empezando p o r el olor. Cuando era chica creía que
era el olor de los muertos, y en realidad son las
f lores. Parece q ue así, todas juntas, en coronas,
d a n ese aroma tan horrible de los velorios.
L eticia m e avisó que la mamá de Rafael
h abía muerto. N o sabía nada, quiero decir, que
e staba e nferma. Pobre Rafael...M e v estí tratando de no usar u n color
f uerte. E stoy u n poco nerviosa. N o sé p o r qué,
a l o mejor p o r q u e es la primera vez que se
t rata d e alguien que y o conocía, quiero decir,
a lguien c o n quien estuve, hablé, y además es

Sergio Aguirre
l a m adre de u n amigo mío y eso es la otra c osa: q ué

La venganza de la vaca
(Leticia)

d ecirle a Rafael. Sé que nadie v a aestar a tento a lo que

N os c ayó como u n balde de agua fría, pobre Ra-

y o le diga pero n o quiero p asar u n papelón. Es estúpi-

fael. La última vez que lo v i me d ijo q ue la madre e sta-

do p ero es así. Le pregunté a mamá qué se dice en esos

ba u n poco decaída pero en ningún m o m e n t o me dio

m omentos y me miró como extrañada c o n la pregunta:

a e ntender quefuera grave, o a lo mejor él n o lo sabía,

" Nada, q ué le vas a decir. Vas para acompañarlo en ese

p obrecito. D ebe ser h orrible. C uando Cristina me llamó

m omento". M e dio vergüenza haberle preguntado. La

p o r t eléfono me largué a l lorar c omo u n a loca, n o sé,

v erdad es que con dieciocho años se supone que ya sé

e mpecé a temblar y se me llenaron los o jos d e lágrimasq ué decirle a u n amigo en el velorio de la madre.

y p apá a m i lado preguntándome qué había pasado y

V an a estar t odos. Creo que me da u n poco de

y o q ue no podía hablar, p ensaba e n Rafael, en su m a -

m iedo v olver a encontrarlos. N o sé p o r qué. O sí sé y es

má, p ero lloraba p o r q u e en ese m o m e n t o me acordé de

p o r q u e s iempre tuve la sensación deque ese g rupito era

lo otro, el año pasado.

m u y c errado. Las veces q ue estoy con ellos no dejo de

La muerte es h orrible. M e duele y me da bronca.

s entirme como s apo de otro pozo, y h asta m e extraña

C reo que p o r eso m i primer impulso fue llamar a M a r -

q ue Leticia me haya avisado del v elorio.

cela. Decirle.

A l o mejor son cosas m ías y me quieren más deLe avisé y le pedí que fuera al v elorio.

l o q ue pienso, qué se yo, no sería la primera vez que n o
m e d o y cuenta de algunas cosas, c omo cuando Raúl me
d ijo q ue estaba e namorado de mí desde el tercer año y
y o n i enterada.

(Carlos)
Rafael e staba m u y mal. N u n c a lo había visto así y
eso me impresionó u n poco, quiero decir, h a y p ersonas
q ue u n o n o puede imaginarllorando, o d esesperados

E ran cosas m ías, nomás. Y e staban t odos; Rafael,

y c uando los ve, n o sé, es como si fueran otros. M e dio

p o r s upuesto, Leticia, Carlos, Manuel, y Cristina y me t ra-

t anta tristeza que en u n m o m e n t o sentía que si l o seguía

taron c omo u n a de ellos. C o m o n o conocíamos a nadie

m i r a n d o m e largaba a l lorar y o también; noera p o r la

n os fuimos a otra salita, menos Rafael, pobre, que p o r

m amá, sino de verlo a Rafael.

a hí venía, c reo q ue para que Cristina lo abrazara y se

E stábamos todos, fue u n poco r evivir l o del año

v olvía a ir cuando llegaba algún pariente. N o hablamos

p asado. Pero a hora también e staba M arcela. S upuse q ue

d el c olegio y eso me gustó. La verdad es que y ono tengo

L eticia le había avisado, c o m o quedamos. Cristina pare-

m u c h a nostalgia, es más, estoy feliz de haber terminado

ció adivinar m i pensamiento p o r q u e en u n m o m e n t o se

l a s ecundaria y n o tener que verle la c ara a v arios...

m e acercó y me d ijo q ue teníamos que juntarnos, que

10

I!

Sergio Aguirre
y a era tiempo y que disponía de la casa d...
tracking img