leyendas de la costa ecuatoriana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2665 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de junio de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto















EL TINTÍN O EL DUENDE

El diablo tiene varias formas y nombres: Tintín, Duende, El Malo, Belcebú, Demonio,Lucifer, en fin.
Este diablo toma forma de un hombre con estatura de 50 cms aproximadamente, físicamente espeluznante.
Se aparece en toda la Costa ecuatoriana, en lugares apartados, en los campos, en lugares sólidos y peligrosos o en horas de la noche.Enamora a las mujeres con sus palabras y promesas, a veces las viola dejándolas embarazadas luego paren niños anormales, dicen por ahí que los niños nacen mitad animal, mitad hombre o simplemente deformes.
Estos duendes también asustan niños, les quitan sus juguetes y los esconden. Es muy frecuente que al anochecer una vez acostados en cama, EL DUENDE les jale las piernas o las sábanas.

Esteduende usualmente usa un sombrero que le llega un poco más abajo de las orejas, lleva una vestimenta colorida, su miembro viril es sumamente desarrollado, al extremo de llevarlo arrastrando por el suelo y mientras camina produce un silbido lúgubre.

Persigue y acecha a las mujeres casadas o solteras, de cabello largo y cejas abundantes (color negro) para poseerlas carnalmente, luego de sumirlasen un trance hipnótico, aveces deja moretones en los brazos y piernas de estas mujeres.

Cuando se enamora de una mujer sale por las noches de los huecos donde vive, y lleva una piedra imán en un mate, la cual coloca debajo de las escaleras para que todos los habitantes de las casas se duerman y una vez que esto se cumple él tiene relaciones sexuales con la mujer que desea.

Es una leyendatípica de la Costa, propia de la zona montubia. El folclorista Guido Garay recuerda: “Era la época en que las mujeres no salían a la calle. Y como esto no ocurría, si en una casa una de ellas salía embarazada, la respuesta inmediata de la gente del vecindario era: “Es obra del Tintín”.


LA TUNDA

La Tunda es un espíritu con cuerpo de mujer que habita en los montes de Esmeraldas. Segúnquienes las han visto, es una negra de cuerpo macizo, se cubre la cabeza con un pañuelo colorado y tiene por extremidades una pierna de gente y una pata de molinillo. Vive en los altos cerros y baja a los esteros a bañarse y a pescar camarón y cangrejo. Sabe cocinar, cantar y rezar. Puede transformarse en lo que quiera, sea hombre, mujer o animal. Así en tunda a los negros y negras para llevárselos almonte a vivir con ella. Hace muchos años, añísimos, el tío Pascual fue una tarde a bañarse al río.
Descansaba en la playa cuando escuchó un canto extraño: «Uy, uy, uy…» Sobre- saltado, se puso de pie para regresar al pueblo, pero de pronto percibió un sabroso olor a camarón asado. El tío Pascual había oído que en caso de toparse con la Tunda hay que alejarse gritando «¡Ay carajo!» Sin embargo,el olor era tan irresistible que se internó en el monte. No anduvo mucho cuando llegó a un claro entre la maleza. Allí, de espaldas y acuclillada ante tres piedras a manera de fogón, una mujer preparaba una comida. Mareado por el delicioso olor, el tío Pascual se aproximó y se estremeció cuando la mujer se dio la vuelta. Llevaba un pañuelo colorado en la cabeza. Tenía la nariz abultada, una bembainmensa y un cuerpo deforme en el que sobresalía una pata de molinillo. El tío Pascual se santiguó, en tanto la Tunda le extendió un humeante plato de camarones. Rendido por el exquisito aroma, empezó a comer con avidez. Los camarones estaban tan deliciosos que se deshacían en su paladar. Cada bocado se le hacía mejor que el anterior, al tiempo que parecía que la Tunda iba cambiando de forma.Primero, el tío Pascual notó que la nariz y la bemba eran menos abultadas. Luego, el cuerpo macizo ya no era deforme; por el contrario, poseía una contextura igual de tentadora que la comida. Por último, la pata de molinillo desapareció y el pañuelo rojo envolvía un pelo ensortijado que brillaba como el agua del estero al mediodía. La Tunda era una mujer hermosa, hermosísima. El tío Pascual no...
tracking img