Los crimenes de la calle morgue (relatoria)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (928 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS CRIMENES DE LA CALLE MORGUE
Los seres humanos nos especializamos cada uno según sus propias capacidades en algún tipo de oficio u actividad propia de cada circunstancia. Las personas que jueganajedrez deben poseer una destreza, astucia e inteligencia con movimientos astutos para ganar una partida en cambio en damas chinas el juego sutil esfuerza la inteligencia de los jugadores; los naipeso whist es un juego para personas calculadoras no frívolas aunque durante la cristiandad se suponía los jugadores eran faltos de inteligencia y carentes de voluntad para desarrollar su propio futuroa diferencia de los que jugaban ajedrez, que es un hombre concentrado y el Hoyle (basadas en el mero mecanismo del juego) son comprensibles de manera general y satisfactoria. Por tanto, el hecho detener una memoria retentiva y guiarse por «el libro» son las condiciones que por regla general se consideran como la suma del buen jugar. El poder analítico no debe confundirse con el mero ingenio, yaque si el analista es por necesidad ingenioso, con frecuencia el hombre ingenioso se muestra notablemente incapaz de analizar.
Mientras residía en París, durante la primavera y parte del verano de18..., me relacioné con un cierto C. Auguste Dupin. Este joven caballero procedía de una familia excelente pero la mala fortuna causo una pobreza que la energía de su carácter sucumbió ante ladesgracia, llevándolo a alejarse del mundo y a no preocuparse por recuperar su fortuna. Nuestro primer encuentro tuvo lugar en una oscura librería de la rue Montmartre, Me sentí profundamente interesado porDupin me contaba detalladamente, con todo ese candor a que se abandona un francés cuando se trata de su propia persona. Me quedé asombrado, al mismo tiempo, por la extraordinaria amplitud de su culturaQuedó por fin decidido que viviríamos juntos durante mi permanencia en la ciudad, y, como mi situación financiera era algo menos comprometida que la suya, logré que quedara a mi cargo alquilar y...
tracking img