Los mitos mayas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3678 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mitos Mayas: Dziu y el Maiz

Cuando la vida apenas comenzaba en la tierra de los Mayas, el pájaro Dziú tenía plumas de varios colores, y sus ojos castaños hacían juego con su plumaje. En la primavera, construía su nido, empollaba sus hijuelos y los criaba, como es costumbre entre todas las aves.
Así fue, hasta que -un día-, YuumChaac, el dios de las aguas, quien también lo es de laagricultura, observó que el fructífero suelo iba perdiendo su fertilidad.
YuumChaac, después de meditar, convocó a todos los pájaros, y les explicó que, como último recurso, sólo les quedaba quemar las milpas, con el objetivo de que las cenizas fertilizaran la tierra. La primera chispa la proporcionaría Kak, el dios del fuego; pero antes, debían recoger las diferentes clases de semillas para la siembra delaño venidero.
A la mañana siguiente, Dziú -siempre el primero ante el deber- llegó muy temprano al lugar designado. Trabajó muy diligentemente, reunió más semillas que ningún otro pájaro, y luego, con el permiso de YuumChaac, se retiró a descansar bajo la sombra de un arbusto. Tan pronto los otros pájaros notaron su ausencia, comenzaron a perder el entusiasmo.
Entonces, YuumChaac, al darsecuenta de que el fuego iba avanzando rápidamente hacia el sembradío de maíz, y que los trabajadores no habían conseguido llegar a él, pidió auxilio.
Dziú alcanzó a escuchar el último de sus tres llamados, y salió de manera precipitada del lugar donde reposa. Tenía ante sí un cuadro aterrador. Su elección estaba clara. Voló a la copa de un árbol, desde arriba estudió la situación, y -cerrando losojos-, se arrojó sobre el fuego que lo consumía todo.
Una vez reunidas las semillas suficientes para reponer las milpas destruidas, cayó al suelo exhausto, con los ojos inflamados, las plumas completamente quemadas y el cuerpo cubierto de ampollas. Inmediatamente, los pájaros corrieron hacia él para prodigarle sus cuidados.
Se había salvado la semilla del maíz, tras una hazaña tal, que -como gesto degratitud- los pájaros de la tierra del Mayab, se ofrecieron para empollar y criar a todos los descendientes de Dziú, el cuco.
Y con el propósito de que los pájaros no olvidasen su promesa, YuumChaac decretó que los ojos de Dziú se mantuvieran siempre enrojecidos, y que los extremos de sus alas tuvieran -en lo adelante- el color de las cenizas.
Nota: Dziú es el nombre, en lengua Maya, de laespecie que se conoce en español como Tordo ojirrojo o Tordillo de ojos colorados.
Colaboración: Yurina Fernández Noa

Mito Maya del Hombre Salvaje

El Che Uinik. Se dice que habita en los bosques yucatecos. Ha sido caracterizado como un ser con voz de trueno, de cuerpo enorme y musculoso, pero sin coyunturas ni huesos.
Duerme de pie o recostado en el tronco de los árboles, y sus pies estáninvertidos: los talones por delante y los dedos proyectados hacia atrás.
Al caminar, se apoya en un bastón hecho con el tronco de un árbol, y puede devorar a aquella persona que encuentre perdida en el monte. Precisamente, esa es su comida favorita.
Así, dibujó con palabras al singular personaje Carlos Augusto Evia Cervantes, antropólogo social yucateco, quien preside el Grupo Espeleológico Ajau deMérida.
Tuvimos acceso a tan apasionante tema al revisar las memorias del VIII Congreso Nacional Mexicano de Espeleología que sesionó en febrero del año 2007, donde el mencionado antropólogo participó con "El mito del hombre salvaje de las cavernas."
Evia Cervantes, para indagar acerca de la presencia de este mito en el estado de Yucatán, acudió a lo más representativo de la producciónvernácula. Y allí encontró el relato de un periodista que daba cuenta de un inquietante rumor en las comunidades del municipio de Tecoh.
Se refería a un hombre de dos metros de altura, cabello muy largo, cuerpo muy peludo, que habitaba en las cavernas, y deambulaba durante las noches por brechas y caminos blancos en los profundos montes altos del sur del Estado.
Se afirmaba haberlo encontrado, también,...
tracking img