Método, si quiere subir un documento desde su ordenador personal. aceptamos los siguientes tipos de archivos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1513 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fue el ex canciller de Hugo Banzer Suárez en época democrática. Tiene 30 años de experiencia en la diplomacia y en su gestión se logró firmar la agenda sin exclusiones con Chile. “Fue en febrero del 2000, en Algarve, Portugal”, recuerda. No esconde su molestia con la nula voluntad política de Chile para resolver el tema marítimo, que según él, viene de varios años atrás. “El Gobierno tardó endarse cuenta de la falta de voluntad política de Chile”, expresa.

Vive de cerca la política exterior del país. Es crítico, pero —sobre todo— expresa su enfado con la falta de voluntad política de Chile para poder resolver la demanda marítima. Considera que el acudir a tribunales internacionales es propicio y que la demanda jurídica debe tener todos los argumentos legales para lograr el retorno dela soberanía territorial.

Ex canciller de Hugo Banzer Suárez, Javier Murillo de la Rocha, revela —con orgullo— que en su gestión logró incluir una “agenda sin exclusiones” con Chile. Dice que este documento fue la base para que los gobiernos de Evo Morales y Michelle Bachelet sellen una agenda de 13 puntos, ahora en statu quo.

Para él, la “diplomacia de los pueblos” se la maneja por“idealismos” y que este mecanismo tiene poco efecto en la política exterior, aunque reconoce que es favorable en la causa marítima.

Considera que si la Cancillería del Estado de Bolivia comprueba el conflicto del enmallado en la zona de Pisiga, debe emitir una “enérgica” ante su par chilena. La Razón estuvo allí y comprobó que ciudadanos de Colchane (Chile) cercaron con troncos y alambre al menos1.500 metros sobre la superficie fronteriza compartida entre los dos países.

La acción recordó otras actualizaciones similares en el pasado, cuando sin consentimiento de Bolivia en 1962 Chile desvió aguas del río Lauca y también, en otro tiempo, las del manantial Silala.

— ¿Cómo considera el enmallado que realizaron pobladores chilenos en la localidad de Pisiga Bolívar?

— Respecto de lasdenuncias sobre el enmallado y un supuesto desvío del río Isluga, hay que hacer lo que está haciendo la Cancillería: Verificar en el terreno la veracidad de tales denuncias y, si éstas son confirmadas, hacer una enérgica representación ante el Gobierno de Chile. Pero, repito, que hay que esperar los resultados de esa verificación.
— ¿Este conflicto se lo puede considerar similar al del Silala y elLauca?

— Existen diferencias sustanciales con los casos del Lauca y del acuífero del Silala, no se trata éste último de un río, sino de vertientes canalizadas artificialmente. En el caso del Lauca se trató de un desvío unilateral consumado en 1962, lo que provocó la ruptura de relaciones. En el caso del Silala se trata de una concesión hecha hace más de 100 años para que las aguas provenientesde bofedales canalizadas artificialmente sirvieran a las locomotoras de vapor del ferrocarril Antofagasta Bolivia. Cuando cambió el objeto de la concesión, Chile siguió utilizando tales caudales sin beneficio para Bolivia. Ése es un acto arbitrario y abusivo.
— Hablando del Silala, ¿cómo analiza este conflicto?

— Silala se trata de una cuestión de principio. Para Bolivia son vertientescanalizadas, repito, artificialmente, mientras que para Chile se trataría de un río internacional de curso sucesivo. Esto último es inaceptable para Bolivia. Las aguas pertenecen íntegramente a nuestro país.
— En el tema marítimo, ¿cómo se debería resolver el diferendo?

— Con relación a nuestra causa marítima, debo insistir en que los grandes problemas internacionales que implican límites ocesiones territoriales sólo se resuelven cuando existe una voluntad política de las partes, más grande que los obstáculos que hay que remover para alcanzar la solución. No basta, en consecuencia, que la causa sea justa. ¿Quién podría dudar de la justicia de nuestra causa marítima? No basta tampoco la solidaridad internacional, que ha estado y está de nuestra parte. Tampoco es suficiente que exista...
tracking img