Mancebo que se caso con mujer brava

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2582 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ESCENA PRIMERA
PADRE.-Dígote, hijo mío, que lo pienses mejor antes que a esa puerta llame. Que la tal moza es muy más rica que nosotros y de más alto linaje; y malo es que la mujer aventaje en prendas y fortuna a su marido.
MANCEBO.-Cierto es, Pero pensad también, padre. que siendo vos pobre, nada tenéis que me dar para vivir a mi honra. Y siendo esto así, si no me concertáis el casamiento queos pido, forzado me veré a hacer vida menguada o a irme de estas tierras en busca de mejor ventura.
PADRE.-Mucho me maravilla tu intento y osadía. Tanto más cuanto que en todo sois diferentes. Tú eres pobre y ella es rica. Más tierras tiene de las que tú podrías andar a caballo en todo un día, aun yendo al trote.
MANCEBO.-No reparéis en eso; que si ella tiene fortuna. yo se la aumentaré con miesfuerzo. Y si sus tierras son tantas que no se pueden andar en todo un día. aun yendo al trote, ¡yo se las andaré al galope!
PADRE.-Más hay, y es que cuanto tú tienes de buenas maneras, otro tanto las tiene esa moza de malas y enrevesadas.
MANCEBO.-A eso os respondo, padre, que no hay mula falsa donde hay buen jinete, y que yo sabré tenerle fuerte la rienda desde el principio
PADRE.- Mira,mancebo. que nunca su padre la pudo dominar. Y que tal genio tiene la condenada que no habrá. fuera de ti, hombre en el mundo que quisiere casar con semejante diablo.
MANCEBO.-Llamad a esa puerta, padre. La moza es brava, pero brava y todo es de mi gusto. Y si su padre nos la concede, yo sabré cómo se han de pasar las cosas en mi casa desde el primer día. Llamad sin miedo.
PADRE.-Puesto que tú loquieres, sea. No dirás luego que no te advertí con tiempo. Pidamos ahora la moza. Y quiera el cielo que no nos la concedan. ¡Ah de la casa!
(Llama con su cayado y descórrese la cortina mostrando la casa de la MOZA. Está solo el PADRE. ocupado en seleccionar unas semillas.)
ESCENA SEGUNDA

PADRE RICO.-Dichosos los ojos. señor vecino. ¿Qué cosa os trae a mis puertas?
PADRE POBRE.-Esto es. señory amigo. un ruego que vengo a haceros para este hijo mío.
PADRE RICO.- Sepa yo qué es ello.
PADRE POBRE.-VOS. amigo y señor, tenéis una sola hija...
PADRE RICO.- Una sola, cierto; pero así me pesa como si fueran doscientas.
PADRE POBRE.- Y yo sólo tengo este hijo. Antaño, cuando los dos éramos pobres, juntamos nuestra amistad. Hoy vengo a rogaras. si así os cumple, que juntemos tambiénnuestros hijos.
PADRE RICO.-(Aparta su quehacer y se levanta pasmado.) ¿Cómo es eso. vecino? ¿De casamiento os atrevéis a venir a hablarme?
PADRE POBRE.-Ya le advertí al mancebo de vuestra riqueza y de nuestra humildad. Pero él se empeña...
PADRE RICO.-(Avanza hacia el mancebo, que retrocede perplejo.) ¿Que este mozo quiere casar con mi hija? ¿No me engañan los oídos?
MANCEBO.-Ésa es nuestrasúplica. Si lo tenéis a bien.
PADRE RICO.-¡Y cómo si lo tengo a bien! ¡Dios te bendiga, muchacho, y qué peso vienes a quitarme de encima. (Lo abraza.)
PADRE POBRE.-Luego... ¿nos la concedéis?
PADRE RICO.-Lograda está la moza y nunca oí tal, que hombre alguno quisiera casar con ella y sacármela de casa. Pero por Dios que yo seria bien falso amigo si antes no os advirtiera lo que cumple en este trance.Que amigos somos y vos tenéis muy buen hijo, y sería gran maldad consentir en su desgracia. Porque habéis de saber que así es de áspera y brava mi hija igual que una tarasca.. Y si el mancebo llegara a casar con ella, más le valdrá la muerte que no la vida.
PADRE POBRE.-Tate, tate, señor. no tengáis de eso recelo, que el casamiento es a su sabor. Que el mancebo bien sabe de qué condición es ella.Y con todas sus prendas, la quiere.
PADRE RlCO.-Siendo así, no se hable más. Ya te la doy de muy buen grado, hijo mío. ¡Y que el cielo te saque con bien de este negocio! (Oyese dentro griterío de riña y estrépito de platos que se rompen.) No se espanten: es la moza que está discutiendo amigablemente con su madre. (Llama a voces.) ¡Hola, muchacha! ¡Señora! Salid acá que hay grandes nuevas....
tracking img