Mecif

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6383 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
PRIMERA PARTE
EL PROBLEMA
I. CONFESION Y ESTRUCTURA SOCIAL (*)
Al disponemos a examinar las estadísticas profesionales de países en los que existen credos religiosos, sobresale con mucha frecuencia (1) un fenómeno, motivo de vivas controversias en la prensa y la literatura católicas, así como en congresos de católicos alemanes: (2) es la índole por excelencia protestante que se distingue enlas propiedades y empresas capitalistas y, también, en las esferas superiores de las clases trabajadoras, sobre todo del alto personal de las empresas modernas, con más experiencia técnica o comercial.
En el moderno capitalismo alemán, esa menor intervención de los católicos se nos presenta tanto más sorpresiva por cuanto que demuestra

que está en contradicción con una experiencia común en elcurso del tiempo, (10) esto es: que las minorías nacionales o religiosas puestas en calidad de “oprimidas” frente a otros grupos calificados como “opresores”, debido a que, por propia voluntad o irremediablemente se ven excluidos de los puestos influyentes en la política, emprenden por costumbre la actividad industrial, que favorece a sus miembros mejor capacitados a convertir en realidad un deseoen cuyo logro no puede ayudar el Estado teniéndolos a su servicio. Eso quedó palpablemente demostrado con los polacos, tanto en Rusia como en la Prusia oriental.
En cuanto a los protestantes, éstos se valen de dicha concepción para censurar el idealismo ascético, real o supuesto, de la vida del católico, a lo cual éste responde reprobándole el espíritu materialista, que podría tomarse comoresultado de la campaña de instrucción laica de toda la compilación vital llevada a término por el mundo protestante.
Lo que ocurría en los tiempos idos era del todo distinto: los puritanos ingleses, holandeses y americanos se caracterizaban, sin duda, por un sentimiento de amor al mundo opuesto totalmente. Este era, con exactitud, uno de los rasgos más peculiares y de mayor importancia. Además, hemosde tomar en cuenta que en el protestantismo francés permaneció por largo tiempo (y, en cierto modo, aún permanece) el sello que se dio a las iglesias calvinistas, de manera general, y, sobre todo, a las “bajo la cruz”, en la época de las luchas por la religión;
ambos se distinguen de los bandos religiosos dominantes en sus respectivos países: el de los franceses católicos amantes del buen viviren las esferas más bajas y de un modo directo anticlerical en las de arriba, y el de los protestantes alemanes, que se hallan dominados en las esferas superiores por la terrenal ambición de lucro, en tanto que, por la religión no sienten ningún interés.
el caso de Cecil Rhodes— de que las casas parroquiales, en su mayoría, se hayan convertido en el núcleo creador de empresas capitalistas de altosvuelos, lo cual bien pudiera interpretarse como una consecuencia en la actitud ascética de la juventud. Mas, este juicio es inexacto cuando, simultáneamente, surge en una persona o colectividad la “virtud” capitalista del sentido del negocio y una forma intensa de religiosidad, que inunda y regula todos los actos de la vida.
En los tiempos en que ocurrió la expansión de la Reforma, ni elcalvinismo ni ninguna de las demás confesiones religiosas se vinculó a una determinada clase social; sin embargo, es característico, y podríamos decir que un tanto “típico”, que en las iglesias hugonotes, de Francia, por ejemplo, la mayor parte de sus prosélitos estaba formada por monjes e industriales (comerciantes, artesanos), especialmente en el período de la persecución.
El protestantismo de Lutero,Calvino, Knox y Voët, en sus inicios, casi nada tenía en común con lo que ahora se conoce por “progreso”. Indudablemente, era contrario a muchos aspectos de la sociedad moderna,

II. EL ESPIRITU DEL CAPITALISMO
Si partimos desde otras observaciones, un hecho histórico cualquiera nos mostrará otros aspectos “esenciales” de lo cual se deduce que, por “espíritu del capitalismo”, no sólo debe...
tracking img