Memorias de encuentro filosofico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 39 (9674 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL NIÑO MATA NIÑOS

Por
GILMER DUBÁN MESA SEPÚLVEDA

“¿Acaso no has podido encontrar el camino del cielo?
¡Impertinentes palabras para ser dichas a una muerta!
Pero en descargo del osado, puede aducirse
su condición traumatizada y vertiginosa”

Salman Rushdie
Los Versos Satánicos

La madrugada del 4 de diciembre de 1912 la ciudad de Buenos Aires despertó aliviada por fin de lapesadilla que la venía desvelando desde meses atrás, cuando empezaron a aparecer niños ahorcados con piolines o con sus cabezas atravesadas con clavos y otros atacados que se salvaron milagrosamente. Días atrás los vespertinos escupían editoriales con titulares rimbombantes, como “Alevoso asesinato en la calle Pavón”, “Crimen repugnante y brutal: un menor estrangulado” y “En una casa desocupada: crimenalevoso, menor atropellado”.

La policía no lograba esclarecer la causalidad de los ataques, nunca la Argentina había enfrentado hechos como estos que evidenciaban la existencia de asesinos real y cruelmente desalmados, pues la mayoría de ellos se verificaban en niños de menos de 5 años de edad, solo en uno de los homicidios la víctima tenía 13.

Quizá fue más grande la sorpresa y el espantoque el alivio de la gente cuando se enteraron por los periódicos que el confeso autor de los siniestros crímenes recientemente había cumplido solo 16 años, aunque su fisonomía no aparentara más de 12. Su nombre CAYETANO SANTOS GODINO, alias “El Petiso Orejudo” o simplemente, “El Oreja”.

GÉNESIS DEL MAL

Durante las dos primeras décadas del siglo XX, Buenos Aires era considerada por muchoseuropeos como la “París sudamericana” por su supuesta bonanza económica, lo que hizo que gran cantidad de italianos, españoles, franceses, polacos, entre otros extranjeros, se embarcaran hacia este puerto con la esperanza de “hacerse la América”, lo que equivalía a la concreción de sus sueños de una vida mejor, tanto económica como cultural y espiritualmente, todo, dado la cercanía que Argentina lesofrecía con sus idiosincrasias. Sin embargo, en el aire europeo también flotaba la idea casi mitológica de una Argentina rica, una tierra llena de posibilidades, donde cualquier inmigrante con deseos de triunfar podía hacerlo, falaz espejismo que distaba mucho de la aberrante realidad.

Cuenta Alberto Penas[1] que entre 1880 y 1910, del total de los recién llegados el 50% eran italianos, de loscuales, en 1884 desembarca una joven pareja conformada por FIORE GODINO de 26 años, hijo de Giusseppe Godino y Marguerita Celestino y LUCÍA RUFFO de 18 años, hija de Gaetano Rufo y Romina Palafreli, quienes traían, además de su hija mayor Josefa de 2 años de edad, el amargo recuerdo del primogénito muerto a los 10 mese de edad a causa de una afección cardiaca. De la vida de la pareja durante losprimeros dos años en la capital argentina poco se sabe. Probablemente como la mayoría de los inmigrantes, recalaron en alguna pensión infecta de centro bonaerense, conocidas como conventillos[2]. Lo que si se sabe con certeza, es que para 1886 la familia Godino Rufo, ahora aumentada con Julia, su segunda hija nacida en 1885, habitaban dos piezas arrendadas en un conventillo de la calle Dean Funesdel Barrio de San Cristóbal ubicado al sudeste de la ciudad.

Poco a poco la familia fue asentándose y creciendo, a Julia la siguió Rosa en 1887, Margarita, en 1891, Antonio el primer varón 1893, Bambina en 1895 y Cayetano, quien vería la luz en 1896, a las 7 de mañana en el inmundo conventillo, un 31 de octubre –víspera del día de todos los muertos, como presagiando su truculento paso por elmundo–, quien a la postre se convertiría en el asesino serial más joven de este lado del mundo y uno de los personajes más fríos y seviciosos de la historia del crimen mundial. El último hijo de la pareja fue Miguel, nacido en 1900.

Los primeros años de vida de Cayetano no fueron fáciles “su padre había contraído la sífilis un tiempo antes de su nacimiento, el chico no nació sano”[3]. Padecía...
tracking img