Mirtayu

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (889 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mirthayú…

Años atrás, cuando la tierra aun era calma y los vientos eran puros, las tribus indígenas se manifestaban en todo su esplendor. Sus cantos y ritos podían escucharse en lo alto de lasmontañas y en la grandeza de las planicies. Tairon el gran Cacique, un hombre grande, fornido y de duras facciones tenía como usanza ofrecer sacrificios a sus dioses, con el fin de conseguir la bendicióny el favor de estos.
En un día como otros, realizando un sacrificio como cualquier otro, se manifestó ante el cacique y sus lacayos el más puro símbolo de la divinidad, ante ellos vieronestupefactos como se empezaba a formar un denso cúmulo de nubes que despedía luces multicolores y entre más grande se hacía mas luz irradiaba, Cuando el gigantesco nimbo dejó de crecer, pudieron avistar en suseno, la figura de una bella dama. En medio del éxtasis y la sorpresa, Tairon y su tribu cayeron de rodillas al suelo embelezados ante el fascinante espectáculo. Los gritos de alegría y júbilo no sehicieron esperar, aullaban a todo pulmón como si la vida se les fuese en ello, pareciese que sus súplicas al fin habían rendido frutos, todas las amargas muertes y sangre esparcida, ya no serían mas unvano sacrificio.

Cuando pensaban que la vida no podía ser mejor y su felicidad había llegado a niveles casi irreales (dicen que algunos murieron por el exceso de dopamina liberada entre terriblesdolores jaja), la dicha aumento aun más cuando la hermosa mujer entrego a Tairon una pequeña niña, como también unas detallas instrucciones para criarla y forjar su destino. A si fue, El cacique y sussúbditos dedicaron completamente sus vidas a criar al hermoso infante, a quien por nombre pusieron Mirthayú y proclamaron como su única reina.

Un día el suelo se estremeció bajo las duras pisadas deMatombo, un apoteósico gigante quien se encargaba de sembrar el caos y la destrucción en la tribu. Ante la brutal amenaza, y con el terror de la muerte en sus corazones la gente corrió presurosa a...
tracking img