Modernismo y 98

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5015 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
TEMA 60.
EL MODERNISMO Y EL 98 COMO FENÓMENO HISTÓRICO, SOCIAL Y ESTÉTICO
Independientemente del término utilizado que, como veremos, ha supuesto desencuentros entre la crítica, referirse al Modernismo (o al noventayocho) se ha convertido en obligada cita en la Historia contemporánea de España, tanto por sus resonancias literarias como historiográficas. Con ello se quiere remarcar un puntode inflexión en el transcurrir de la contemporaneidad en nuestro país. El Modernismo español, con la pérdida de los territorios de ultramar y su impacto en la incipiente opinión pública de la época ha querido simbolizar el nacimiento de un movimiento de renovación que clausura un siglo frustrado en la percepción de la sociedad del cambio de siglo y en buena parte de la historiografía posterior. Elregeneracionismo encontraba así su legitimación histórica y su explicación historiográfica. De esta forma, ha tendido a sobrevalorarse la dimensión interna, el problema de España y su problemática inserción en el mundo contemporáneo, menospreciando las similitudes con la crisis de fin de siglo que recorrió Europa. Sin embargo, estas similitudes están presentes y no pueden ser obviadas en el campodel pensamiento, la ciencia y la cultura, incluso entre los representantes más conspicuos de la llamada generación literaria del noventayocho, sus contactos con las nuevas corrientes culturales europeas, y no exclusivamente como meros receptores de las mismas, deben ser tomadas en consideración huyendo de visiones excesivamente introspectivas. La llamada Edad de Plata de la ciencia y culturaespañolas, para referirse al primer tercio del siglo XX, no pueden entenderse sin los movimientos, en ocasiones soterrados en otros turbulentos, producidos en la sociedad, la cultura y la ciencia españolas de la segunda mitad del siglo XIX. En resumen, resulta tan imposible entender la historia de España durante el periodo de entresiglos sin acudir a acontecimientos esenciales ocurridos en Europa comoseparar en compartimentos estancos la historia y los movimientos sociales ocurridos en España que desembocaron en lo que se ha dado en llamar Modernismo pues, si bien no todos los acontecimientos históricos son sociales, si es cierto que, cualquier acontecimiento de magnitud importante que sucede en la sociedad influye en la historia de un país y ésta, a su vez, es causante de movimientos socialesimportantes. Por este motivo, para la exposición del tema, acudiremos a acontecimientos europeos al hablar del Modernismo y el 98 como movimientos histórico y social (expuestos ambos conjuntamente) para, a continuación, explicar la repercusión que tuvieron en la estética del momento.

La situación política y social a finales del siglo XIX y comienzos del XX


Historiadores y sociólogoshan destacado la profunda crisis que agita a la sociedad española de finales del siglo XIX y comienzos del XX. Durante la última década del siglo XIX la nación vive inmersa en una aguda depresión económica y social que pone en peligro la estabilidad del régimen de la Restauración. Las estructuras políticas sufrían la grave carcoma del caciquismo que viciaba la vida democrática. El país estabaregido por una administración ineficaz y corrupta, un parlamento desacreditado, que dejaba al margen de la acción política a numerosos ciudadanos. El ejército y la marina vivían escasos de medios y con su moral militar quebrada. Un desánimo general invadía, inquietante, a una nación que antaño fuera cabeza de un vasto imperio dominador del orbe. 
Las insurrecciones de Marruecos obligaron al gobierno aintervenir en 1893 y 1902. Estos acontecimientos, unidos a las reivindicaciones obreras, alteraron la convivencia nacional y provocaron importantes disturbios sociales que culminaron con la huelga nacional y la Semana Trágica de Barcelona (1909). Las medidas represivas del Gobierno provocaron una oleada de protestas internacionales y dividieron a la opinión pública española.
La pérdida en...
tracking img