Niño soldado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3663 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
2. “SOY UN NIÑO SOLDADO”
Esquila Misional abril 2010
Este relato de vida es un resumen sobre la experiencia de Isaac Daniel, un «niño soldado» a quien el padre Jesús Aranda conoció en Nairobi, Kenia, y con quien tuvo la oportunidad de platicar. La historia de Isaac no es mera narración literaria, hoy en día es una realidad que viven miles de niños en África y en otras partes del mundo. Sutestimonio nos ayuda a tener una idea de la dimensión del problema de los niños soldado alrededor del planeta.
ALGUNOS NÚMEROS
En todo el mundo se calcula que 300 mil niños son utilizados como soldados, de esta cifra el 10 por ciento se encuentra en República Democrática del Congo y otros 120 mil en África Subsahariana, según informes de la ONU. El fenómeno no se limita a África, afecta a otrasregiones como Asia; Europa Occidental, con Irlanda del Norte; y a Latinoamérica, con Colombia, donde existen 15 mil niños soldado en las tres facciones armadas no estatales, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el Ejército de Liberación Nacional y las milicias paramilitares. Todavía en 20 países o territorios utilizan a los menores como combatientes, incluso en algunos de los queratificaron el tratado como Birmania, Ruanda e India. En este momento, son muchas las organizaciones que reclaman mayor compromiso de los gobiernos y los líderes mundiales para poner fin a este drama.
ISAAC DANIEL
Mi nombre es Isaac Daniel y nací en Sudán, un país lleno de sufrimientos y dolores. Este lugar está en el corazón de África, y ha sido bendecido por Dios con el río Nilo, tiene mucha vegetación,animales y el gran desierto del Sahara. Dicen que Sudán tiene mucho petróleo, pero este maravilloso país ha sido destruido por tanto odio y maldad.
Lo primero que recuerdo cuando era pequeño son los gritos de dolor y angustia de mi gente y la huída de un lugar a otro para escondernos de los soldados del gobierno (norte) y de los guerrilleros rebeldes, éstos últimos son quienes le hacían laguerra al norte para defender, ante todo, nuestra dignidad de raza negra, nuestros recursos y nuestra religión cristiana.
A los que vivimos en Sur Sudán, los soldados del gobierno nos hacían la «guerra santa» sin misericordia (La Jihád) por los únicos delitos de considerarnos infieles, ya que no somos o queremos pertenecer a su religión musulmana, y por ser de raza negra, pues según ellos, somos igualque animales. Los soldados del norte llegaban para matarnos y echar por tierra nuestras aldeas; ellos nos embestían sin compasión, quemaban nuestras chozas y graneros, violaban a nuestras madres y hermanas, mataban a nuestros ancianos y secuestraban a los niños, adolescentes y jóvenes para enrolarlos en su ejército sin ninguna contemplación ni piedad. Cuando se los llevaban, lo primero que hacíanera convertirlos a su religión; los que no aceptaban convertirse los encadenaban, les daban terribles castigos y los vendían como esclavos o los mataban. Los que se convertían eran entrenados como soldados y los convencían de que los guerrilleros rebeldes le hacían la guerra al gobierno porque querían destruir la religión musulmana, eran infieles y querían «dar» el país a naciones cristianas.Esta era la forma más convincente para inyectarles a estos hijos de nuestro pueblo el odio contra sus hermanos.
Mis primeros años de vida
Mi padre se llamaba Juan y dicen que era el papá más amoroso de toda la tribu, pero durante el primer ataque que los guerrilleros hicieron a nuestra región, lo asesinaron. Él tenía dos mujeres, con mi madre tenía cuatro hijos, y yo era el más pequeño de ellos,con la otra señora tuvo dos. Todos nos queríamos mucho, ya que mi padre sabía cómo cuidarnos y trabajaba con mucho afecto por nosotros. Pero la guerra destruyó todo y nos separó. Cuando yo tenía 4 ó 5 años de edad, lo único que sabía de la vida eran desconsuelos y carencias de comida, medicina, vestido y oportunidades para estudiar.
Recuerdo muy bien cómo fue el día en que perdí familiares,...
tracking img