Nose

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3080 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tongolo, el perro perdido

Sucedió una vez, que una chica se fue de vacaciones a las sierras y, llevó con ella a su mejor amigo y gran compañero, un perrito muy simpático y muy juguetón llamado Tongolo.

Todos los días la acompañaba a nadar en el río, a caminar por el pueblo y a hacer todas las cosas divertidas que se hacen en vacaciones.

Pero el último día,lo dejó encerrado en la cabaña que alquilaban porque a donde iba no se podía llevar perros y como Tongolo era muy travieso, no tuvo mejor idea que escaparse por la ventanita de la cocina que había quedado abierta.

Cuando salió a la calle, empezó a caminar pensando que iba a encontrar a su dueña y que la iba a sorprender. Pero la sorpresa la tuvo él porque después de caminar algunascuadras se dio cuenta que se había perdido y no sabía volver a la cabaña. Mientras tanto cuando su dueña volvió y no lo encontró empezó a buscarlo por todos lados gritando:

-¡Tongolo! ¡Tongolo! ¿Dónde estás?

Pero ni Tongolo sabía donde estaba, de tan perdido que se encontraba.

Cuando por fin, después de muchas horas, pudo encontrar la cabaña, esta se encontraba vacíaya que, cansada de buscarlo, su dueña se tuvo que volver a la ciudad muy triste y sin su mascota. Entonces, al verse solo y abandonado el perrito empezó a llorar, muy asustado.

Tanto lloró, que un pájaro que volaba cerca, bajó y le preguntó qué le pasaba.Y él le dijo:

-Es que me perdí y ahora no se como volver a mi casa.

-¿Y dónde es que tú vives? Preguntó el carancho.

-No secómo se llama el lugar, ni donde queda, pero se que es una ciudad muy grande porque cuando mi dueña me saca a pasear, veo que hay muchas casas. Contestó Tongolo.

-Mirá dijo el pajarote, no te preocupes, se donde queda ese lugar, porque cuando vuelo de noche, y me elevo alto en el cielo, se ven hacia allá (y con un ala señaló el sur) muchas luces, todas juntas, más que en ningún otro lado, ahídebe ser donde está tu casa.

-Pero ¿cómo hago para llegar? Preguntó el perro.

-Muy fácil, Contestó el ave. ¿Ves las vías del tren?, pues llegan hasta la ciudad, lo se porque me lo contó un amigo. Así que si te vas caminando por las vías, en poco tiempo estarás en tu casa.

- Gracias amigo pájaro.- Dijo Tongolo, y le preguntó:

-¿Cómo te llamas?

-Mi nombre es Pancho Carancho, ¿y tunombre?

-Mi nombre es Tongolo, solamente. –Contestó.

- Pues adiós y buena suerte, “Tongolo solamente”.

Y moviendo las alas se fue volando creyendo que “Solamente” era el segundo nombre del perro.

Ahí nomás Tongolo salió corriendo hacia las vías, y corrió por ellas un rato largo, hasta que se cansó y empezó a caminar y luego, ya más cansado y con mucha sed, se echó adescansar. Y mientras descansaba, observaba todo a su alrededor, los árboles, el sonido de los animales del monte, el viento que soplaba como una caricia, extraños insectos, cosas que nunca antes había visto ni oido, porque él era un perro de ciudad.

De repente, vio detrás de unos matorrales algo de color azul y cuando se acercó para ver que era, descubrió un gran lago, Y como estabasediento, fue hasta la orilla para tomar agua.

Mientras tomaba, oyó una voz que le chistaba:

-¡chist!-, -¡chist!-.

Y cuando miró, vio un perro de lo más extraño: flaco, de hocico largo, largas orejas y una cola muy peluda.

-¿Quién eres tú?- Preguntó enojado el extraño.

-Soy Tongolo y me voy por las vías a la ciudad grande.-

-¡Pues no debiste dejar las vías!. –Lecontesto.

-Es que tenía mucha sed.- Dijo Tongolo. -¿Y tú quién eres?-

-¡Soy un zorro, y soy el guardián de este lugar, y por llegar sin permiso te atraparé y te comeré!

Y dicho esto, amagó correr hacia Tongolo mostrándole los dientes.

Tongolo se asustó tanto que salió corriendo, sin darse cuenta que el zorro se había quedado parado en el mismo lugar. Corrió hasta...
tracking img