Novela vampirica comica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 151 (37610 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Eternidad
Por Marie Morin

Traducido en:

http://novelvampir.blogspot.com/

2

http://novelvampir.blogspot.com/

Índice
Capitulo 01…………………………………………..005 Capitulo 02…………………………………………..014 Capitulo 03…………………………………………..020 Capitulo 04…………………………………………..031 Capitulo 05…………………………………………..038 Capitulo 06…………………………………………..042 Capitulo 07…………………………………………..049 Capitulo 08…………………………………………..055Capitulo 09…………………………………………..060 Capitulo 10…………………………………………..066 Capitulo 11…………………………………………..071 Capitulo 12…………………………………………..078 Capitulo 13…………………………………………..081 Capitulo 14…………………………………………..087 Capitulo 15…………………………………………..091 Capitulo 16…………………………………………..097 Capitulo 17…………………………………………..101 Capitulo 18…………………………………………..105 Capitulo 19…………………………………………..109 Capitulo 20…………………………………………..114Epilogo………………………………………………120

3

Marie Morin

Este es un trabajo de ficción. Todos los personajes, eventos, y lugares son imaginación del autor, y no deben de ser confundidos con hechos reales. Cualquier parecido a personas reales o eventos es mera coincidencia.

Dedicado: Esta es para mí fan, Shirley S, con disculpas por adelantado por cualquier y todos los errores que puedas encontrar aquí.Nunca he ido a Inglaterra excepto por los libros y mi imaginación, pero he hecho mi mejor esfuerzo para ser tan certera cómo me fue posible y retratar la tierra de mis antepasados con el afecto y afinidad que siento por ella.

4

http://novelvampir.blogspot.com/

Capitulo Uno
La alegría lleno el corazón de Emily Hendrick a rebosar. Ella había realizado su sueño. Le tomo cada centavo de suherencia y de sus ahorros. Había tenido que vender todo lo que poseía de valor y ahora estaba endeudada hasta los ojos, pero ahora era la orgullosa, nueva dueña de un castillo Escoses de verdad. Su alegría la sostuvo en su terrorífico vuelo de Georgia a NY y de ahí a Inglaterra. No es que alguna parte de su viaje fuera particularmente memorable, pero fue suficiente, -en opinión de Emily- paramantener su trasero a un cohete y confiar que el “artefacto” la sostendría lo suficiente como para llegar a donde se dirigía, eso sin contar con los locos vagando por el mundo, sin nada más que muerte y destrucción en sus mentes. Su gozo no sólo la sostuvo en el control de la aduana y con el dolor de cabeza de rentar un coche,-cuando su Ingles no era exactamente Ingles- y cuando apilo sus pocaspertenencias en el coche, su excitación creció cuando condujo fuera del aeropuerto de Heathrow y se dirigió al norte. Fue desorientador encontrarse en el lado “equivocado” de la carretera cada vez que lograba sacar su mente, y su mirada, de las imágenes al lado de su asiento, pero luego ella se recordaba, antes de que causara un accidente múltiple automovilístico, que se suponía que debería estar en ellado equivocado de la carretera. — ¡Izquierda, izquierda, izquierda! — ella murmuro, tratando de calmar el palpitar salvaje de su corazón. Su emoción disminuyo solo un poco cuando al fin llego a la villa más cercana a su castillo y descubrió que su agente de bienes raíces, ya se había ido a su casa por la noche. Calmando su impaciencia con un esfuerzo, Emily encontró hospedaje para la noche y seinstalo a esperar una noche más antes de que pudiera ver a su hermoso bebe. Ella se paseaba por el empedrado en frente de la oficina de Gregory MacGregor cuando arribo a la mañana siguiente. Él era un hombre mayor, cabello gris rayando su barba roja y el cabello le crecía en su cabeza como si fuera un monje.
5

Marie Morin

—¿Mr. MacGregor? Él se dio la vuelta desde su puerta y la miro denuevo. —Sí. Emily sonrió aliviada, con interés creciente. —Soy Emily Hendricks. Él frunció el ceño, como si tratara de averiguar el por qué ese nombre le sonaba tan familiar, luego finalmente sonrió. —¿La yanqui? —Oh, no soy una yanqui. —Emily lo corrigió—. Soy de Georgia. El lucio desconcertado. —¿De Rusia? Emily quedo boquiabierta sin comprender. —No. De Estados Unidos. Soy la que compro el...
tracking img