Nuestro abraham

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (502 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
NUESTRO ABRAHAM

Nunca te consideraste nada especial, pero en la memoria haciendo un repaso de tus actos, tus gestos, tu humildad, tu prudencia, tu manera de vivir, nos damos cuenta de la personaexcepcional que tuvimos por padre, un padre amorosísimo, amoroso por siempre.
Entre cardos y espinas tu vida transcurrió como la de muchos, pero entre cardos y espinas siempre floreció la flor detu espíritu, colorida y brillante como las flores que florecen en los desiertos, una rara flor fue tu vida que con el paso de los días se vuelve más hermosa y más grata a nuestra memoria.
Nosotrostambién tuvimos nuestro Abraham, amoroso hijo de Dios, de fe inclaudicable, perseverante hasta el final, dejándonos como la mejor herencia las bendiciones que Dios da a los descendientes de sus hijospredilectos. Somos los descendientes de un Patriarca, de un hombre muy grande a los ojos de Dios, que camino por este mundo discretamente, calladamente, amando y sufriendo en silencio y entregando sugenerosidad, su bondad, su constante desprendimiento en una línea continua de amor por los demás.
La generación de nietos no podrá comprender la grandeza del abuelo que tuvieron, hasta que pasenlos años, crezcan , tenga hijos y vivan experiencias para entender la increíble vida de aquel hombre pequeñito, de cabello plateado, pies ligeros, presto a servir, que repartió entre todos un poquitode su ser.
Ningún día mejor para celebrar y celebrarnos el haber sido hijos de un padre tan excepcional , tan lleno de virtudes y de humanidad.
La flor de su espíritu vive arraigada en nuestrocorazón, perfuma nuestras vidas y nos alimenta para que seamos cada día mejores padres, mejores personas, como él lo fue. Que eterno y hermoso regalo nos hizo cuando cultivó con tanta paciencia yperseverancia en el corazón de cada uno de sus hijos e hijas la semilla de amor a Dios que le acompaño toda la vida, el Jesús dulce y compasivo que le espero al final del camino, sentado junto a la piedra...
tracking img