Obras Literarias De Julio Garmendia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1902 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de marzo de 2013
Leer documento completo
Vista previa del texto
Obras literarias más resaltantes de julio Garmendia
* La tienda de muñecos (1927)
* La tuna de oro (1951)
* La hoja que no había caído en su otoño (1979)
* El médico de los muertos
* Difunto yo
* El Gato de los delgados
* La Hija de la mafia
* Manzanita
* Las dos Chelitas
* Las super
* Mi abuela es un amor
* La motocicleta selvática (cuento inédito)* Me converti en ramera a los 10 años
Características mas resaltantes de susu obras:
La narrativa de Julio Garmendia es única en el país, logrando romper con el realismo y criollismo de la época en la que le toca desarrollarse, creando su propio perfil bajo la atmósfera de la ficción, lo fantástico, lo imaginario en donde predomina lo ingenuo, el profundo amor a la naturaleza y también elhumor. Su obra no fue tan extensa, ni tan periódica, por lo que ha sido más la calidad de la misma la que le ha dado el puesto de honor al escritor. Su segundo y último libro “La Tuna de Oro” (1951) aparece a 24 años de distancia del primero y si bien hoy conocemos además de éstos, “La Hoja que no había caído en su Otoño” (1959) y “Opiniones para después de la Muerte” (1984), son publicacionesproducto de la recopilación de escritos sueltos, el último comprende los realizados entre 1917 a 1924. Además publicó algunos cuentos que conforman ya la lectura obligatoria para los venezolanos como son; “El Difunto Yo”, “El Librero”, “Guachirongo”, entre otros. En 1973 obtuvo el Premio Nacional de Literatura, en 1976 le es otorgado la medalla Honor al Mérito por parte del gobierno nacional. El 9 dejulio de 1977 a la edad de 79 años muere don Julio Garmendia.
Obras de julio Garmendia
La tuna de oro (Avila Gráfica, Caracas, 1951) es el segundo libro y, hasta hoy, el último publicado por Julio Garmendia. Contiene, como el anterior, ocho cuentos encabezados por el que da su nombre a la obra. De nuevo una prosa de casticismo inmarchitable, sin grandilocuencia, los cuentos despegan con suavidadde mariposa, nada es retumbante y, sin embargo, la escritura es desatada con el don cervantino de contar.

Julio Garmendia es un espía de mundos inadvertidos, de personajes inefables, de relaciones insólitas en una casa de pensión, en una frutería, en la penumbra de una iglesia o en la turbada paz de un cementerio. Sabe hablar con los animales, menos animales que muchas personas. En sus cuentossiempre hay un perro, un gato, un conejo, un venado, un pájaro, un sapo o una mariposa. Mundo de ternura, sin blandenguerías, personajes humildes (pensionistas, sirvientes, habitantes de casas solitarias, fantasmas y mendigos) aparecen tratados con la gracia de un humor fraternal o con la ironía sin malicia, sin fealdad, sin sátira (aquí no acertó Semprum) de un espía comprensivo, sonriente ycálido.

La tuna de oro tiene los ingredientes tetmáticos de la tradición costumbrista, desde Cajigal hasta los hoteles y pensiones de Blanco Fombona, de Enrique Bernardo Núñez (Después de Ayacucho), de Pocaterra. En este sentido, la vertical fantástica de La tienda de muñecos aparece cortada por una horizontal realista. Es cierto. La tuna de oro es un hotel sorprendido por el narrador en épocafijable, pensión de caudillos provincianos, de políticos de medio pelo, de estudiantes, de aventureros de paso y de poetas de amenazantes cuartillas. El autor nos da, dentro de ese marco tetmático, una pequeña obra maestra, breve y concluida, sobre un trozo de vida caraqueña y sobre algunos rasgos de la condición humana de todos los tiempos. No podía resultar costumbrista el trabajo de un narrador delo improbable, tan seguro y tan lúcido de su capacidad para establecer relaciones insólitas entre las cosas de un mundo cotidiano: la imaginación ejerció su búsqueda en un escenario y en un tiempo vivenciales, los personajes son muy reales y, sin embargo, sus sueños, sus pequeñas tribulaciones, sus construcciones ilusorias parecen como aislados de una realidad lejana (aun cuando circundante)...
tracking img