Obras

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (404 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En aquella Semana Santa, los amigos de Antonio idearon formar una compañía para velar el Monumento de Regina Angelorum, del jueves al sábado, al mando de un capitán. Aquella Semana Santa terminódejando a los vecinos de Santo Domingo de Puerto para un mes de relatos, comentarios y chismorreos.
En un rato el alcalde entra tras el sonido de la puerta al abrirse junto con un par de ayudante, estele pide a Antonio que lo acompañe para trasladarlo a otra celda, al llegar a dicha celda Antonio observa a su alrededor y reconoce algunas cosas que le parecen familiares.
En esa noche, y después deesto, Antonio se alegra del traslado, entonces se duerme; a la mañana siguiente suena la trompeta que exhorta a los soldados a empezar el día, y es a partir de ahí que los oficiales y soldados laboranpor el patio. A las 6 la guardia se forma presentando las armas, y la bandera nacional es ascendida lentamente, pero la han izado solo hasta media asta ya que están de duelo.
Como a las 8 de lamañana, un ayudante le trae el desayuno a Antonio y se marcha si pasar de los buenos días. Antonio registra el pan y no encuentra nada dentro, luego procede a servirse el café, pero se da cuenta que hayalgo que no deja salir dicho liquido, entonces revisa, y observa un papelito dentro de la cafetera el cual provenía de parte de su mujer que allí le decía que ha habido muchos movimientos desde el díaanterior y que habían matado a Lilís en Moca, Antonio le sorprende la noticia y vuelve a leer el mensaje.
Entonces el pecho se le hincha y aspira con fuerza, siente que la sangre circula vivaz. Sesiente libre pero luego duda, y piensa que esto puede ser mentira. Al medio día con el almuerzo, entra el alcalde y Antonio entabla una conversación sobre la muerte de Lilís, en esto ya Antonio confirmala noticia que había recibido de su mujer.
Antonio al confirmar todo lo escuchado se siente bien, le brillan las pupilas, la boca se le humedece, las manos temblorosas. Entonces exclama ¡al fin… al...
tracking img