Otros trabajos de freud

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 425 (106225 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 27 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Presidente Thomas Woodrow Wilson. Un estudio psicológico «Über Coca» (Sobre la cocaína) «Coca», Diciembre de 1884 Sinopsis de las neurosis de transferencia

Sigmund Freud Otros Trabajos

Sigmund Freud Otros Trabajos

El Presidente Thomas Woodrow Wilson. Un estudio psicológico
Introducción Cuando un autor publica su opinión sobre un personaje histórico, rara vez descuida asegurar a suslectores desde el comienzo que se ha esforzado por mantenerse libre de toda tendencia y prejuicio, que ha trabajado sine ira et studio, como lo expresa la bella frase clásica. Yo, sin embargo, debo iniciar mi contribución a este estudio psicológico sobre Thomas Woodrow Wilson con la confesión de que la figura del presidente norteamericano, tal como surgió en el horizonte de los europeos, meresultó antipática desde el principio, y esta aversión aumentó al pasar los años a medida que supe más sobre él y cuanto más severamente sufrimos las consecuencias de su intrusión en nuestro destino. Al conocerlo mejor no fue difícil encontrar razones que justificaran esta antipatía. Se nos informó que Wilson, como presidente electo, se desembarazó de uno de los políticos que le hacían notar susservicios en la campaña electoral, con estas palabras: "Dios ordenó que yo fuese el próximo presidente de los Estados Unidos. Ni usted ni ningún otro mortal o mortales podrían haberlo impedido". El político era William F. Mc Combs, director del Comité Demócrata Nacional. No sé cómo evitar la conclusión de que un hombre capaz de tomarse las ilusiones de la religión tan al pie de la letra y tan seguro detener una especial intimidad personal con el Todopoderoso, no es apto para mantener relaciones con los comunes hijos del hombre. Como todos saben, también el campo enemigo durante la guerra albergaba a un amado elegido por la Providencia: el Káiser. Fue muy lamentable que luego apareciera un segundo elegido por el otro lado. Nadie ganó con eso: el respeto por Dios no aumentó. Otra peculiaridadevidente del presidente, que él mismo hizo notar a menudo, es en gran parte la causa de que no sepamos cómo comenzar a captar su personalidad y la sintamos tan extraña a nosotros. A través de una larga y penosa evolución hemos aprendido a establecer las fronteras que separan

nuestro mundo psíquico interior del mundo de la realidad externa. Podemos comprender este último sólo en cuanto loobservamos, lo estudiamos y recolectamos descubrimientos sobre él. En esta penosa tarea no ha sido fácil para nosotros renunciar a las explicaciones que cumplían nuestros deseos y confirmaban nuestras ilusiones. Pero esta victoria sobre nosotros mismos nos ha recompensado: nos ha llevado a un dominio de la naturaleza jamás soñado. Recientemente hemos comenzado a aplicar el mismo procedimiento al contenidode nuestro mundo psíquico interior. En consecuencia se han planteado exigencias aun mayores a nuestra autocrítica y a nuestro respeto por los hechos. Esperamos lograr también en este campo un éxito análogo. Cuanto más amplio y profundo se vuelve nuestro conocimiento de la vida interior, tanto más se acrecienta nuestro poder de retener bajo control y de guiar nuestros deseos primarios. Wilson, porel contrario, declaraba reiteradamente que los meros hechos no tenían ningún significado para él, que estimaba exclusivamente los motivos y las opiniones humanas. Como resultado de esta actitud, era natural para su manera de pensar ignorar los hechos del mundo exterior real, aun hasta el punto de negar que existieran si estaban en conflicto con sus e speranzas y deseos. Por lo tanto no teníaningún motivo para reducir su ignorancia enterándose de los hechos. Nada importaba salvo las nobles intenciones. El resultado fue que, cuando cruzó el océano para traer a la Europa desgarrada por la guerra una paz justa y duradera, se colocó en la deplorable situación del benefactor que desea devolver la visión a un paciente, pero no conoce la estructura del ojo y no ha tenido el cuidado de aprender...
tracking img