Paráfrasis “el pasar de largo”

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1109 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 11 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Nietzsche (1999) Así habló Zaratustra, “El pasar de largo”, EDIMAT, Madrid

De un modo en que fue caminando Zaratustra por los pueblos que antes había visitado, volvía de un paseo por las montañas hacia su cueva. Donde llegó sin darse cuenta a la puerta de la gran ciudad, a su encuentro salio un loco que se encontraba dando salivazos para cerrarle el paso con sus brazos. El pueblo de aquellugar le había puesto “el mono de Zaratustra”, porque imitaba el gesticular de Zaratustra, así como el predicaba sus discursos, ya que le gustaba hacer uso de su hermosa sabiduría. El loco dijo: -Sabes que en esta ciudad no se te ha perdido nada, pero en cambio puedes perder todo aquí. ¿Por qué vienes a esta ciudad a llenarte de lodo y suciedad? Ten compasión de ellos. Es mejor que te alejes de aquí yregreses a tu lugar de descanso. Esto es un infierno para los pensamientos de los hombres que nos encontramos solos; aquí matan y comen vivos los pensamientos majestuosos. Aquí se ensucian y decaen los grandes sentimientos que vivimos durante una vida, durante un momento; aquí sólo dejan que los sentimientos más bajos, sin valor, se manifiesten de una forma que el mundo vea sólo lo que quierever. ¿Acaso no notas la suciedad y un aliento de las muertes espirituales? ¿No ves como se dejan en la calle los cuerpos de las almas en ropas que no tapan el pudor de un sueño encrucijada? ¡Pues hasta hacen periódicos con los restos de las ropas que se caen demacradas por el viento frío de la vida! ¿No oyes como convierten los sueños en palabras entintadas por la muerte? El espíritu vomita unrepugnante juego de palabras y con ese juego se hacen periódicos que relatan como se viven nuestras vidas. Se reta la gente entre sí, sin saber a qué; se acaloran los unos con los otros, sin saber para qué. Nos ocultan con sus escudos y nos manchan con su oro. Como son fríos, tratan de calentarse con aguardiente. Se acaloran y tratan de refrescarse con el frío clamor de cantos congelados. Todos tienenla enfermedad de la opinión pública. Aquí viven todos los placeres y los vicios, pero a pesar de eso existe gente virtuosa; sí, mucha virtud esclavizada a un sueldo, con manos de recaudadores y espaldas desgastas por esperar un momento, un sentimiento; virtud que vive iluminada por condecoraciones en el pecho y con una prole disecada y sin trasero. También aquí se encuentra la moralidad religiosa,mucho servilismo crédulo, mucha adulación interesada ante el dios de los ejércitos. Porque de arriba es de donde parten las condecoraciones y los espumajearos magnánimos y hacia arriba es adonde se elevan los pechos que aun no han sido iluminados por aquellas señales. La luna está rodeada de su corte y la corte tiene sus imbéciles; y el pueblo maltrecho, con su virtud de pordiosero, rinde culto atodo lo que proviene de aquella corte. Todos los virtuosos le ruegan a su señor diciendo: “Yo sirvo, tú sirves, él sirve”, para que le lluevan reconocimientos que puedan portar en sus delgados pechos y mostrarlos con esplendor ante los demás. Pero así como la luna da vueltas sobre lo terreno, así lo hace el príncipe en torno a lo más terreno: el oro que tiene sólo algunos hombres. El dios de losejércitos no es el dios de los lingotes de oro; el príncipe propone, pero quien tiene el oro es quien dispone. Por todo lo luminoso que vive en ti, lo bueno y lo fuerte que existe en ti Zaratustra, te pido que expulses a los poseedores del oro y regresos por donde has venido. La sangre que corre por nuestras venas está corrompida, aguada y cubierta de espuma. Escupe a esta ciudad, es el basurerodonde se añejan todos los residuos. “Súbele a mi micrófono, tengo algo que decir, un ligero peso hecho a un lado, siéntelo en tu pecho, las sílabas empiezan a palpitar, palabras en hojas sueltas, hojas viniendo completamente, salto en mi mente, convoco a la rima que estoy dejando, sintiéndome como los ciegos, prometo dejar al sol entrar, enfermo de las maneras oscuras en las marchamos al ritmo del...
tracking img