Parafrasis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1077 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El príncipe feliz
trata de que en un pueblo se encontraba una estatua de un príncipe al cual le decían “EL PRINCIPE FELIZ” estaba hecho de plomo forrado con laminillas de oro, en los ojos tenia que 2 esmeraldas y en su espada tenia un rubí.
Para esto había una golondrina que se retraso en emigrar con las demás ya que ella estaba enamorada de un junco, pero para esto la golondrina se fue adormir a los pies de la estatua y ahí empezaron a platicar y de ahí se hicieron amigos ya que el príncipe le contaba todo a la golondrina y la golondrina al príncipe.
Un día le dijo la golondrina al príncipe que se tenia que ir por que ya se había retrasado para emigrar y que si seguía ahí se iba a morir de frió, pero el príncipe le comentó que desde donde estaba el podía observar que mucha gentenecesitaba dinero y le pidió de favor que le fuera arrancando sus joyas parte por parte y que se las llevara a las personas necesitadas.
Y así pasaron los días y la golondrina ya tenia planes de emigrar pero el príncipe le volvía a pedir los mismos favores.
Paso el tiempo y llegaron los fríos y la golondrina se murió a los pies del príncipe.
Cierto día paso el alcalde de esa región y les dijo asus empleados que que fea estaba esta estatua, que tan fea estaba que las golondrinas se iban a morir en ella, ya que ya no tenia nada de laminillas de oro ni el rubí y mucho menos las esmeraldas, solo quedaba la forma del príncipe en plomo y les dijo que mejor lo fundieran para hacer un figura mas bonita.
El punto fue que si la fundieron con todo y golondrina pero lo único que no se fundió fueronlos corazones de la golondrina y del príncipe.
El amigo fiel

Una mañana, la vieja rata de agua sacó la cabeza por su agujero. Tenía unos ojos redondos muy vivarachos y unos tupidos bigotes grises. Su cola parecía un largo elástico negro.     

 Unos patitos nadaban en el estanque semejantes a una bandada de canarios amarillos, y su madre, toda blanca con patas rojas, esforzábase enenseñarles a hundir la cabeza en el agua.      

-No podréis ir nunca a la buena sociedad si no aprendéis a meter la cabeza -les decía.     

 Y les enseñaba de nuevo cómo tenían que hacerlo. Pero los patitos no prestaban ninguna atención a sus lecciones. Eran tan jóvenes que no sabían las ventajas que reporta la vida de sociedad.     

 -¡Qué criaturas más desobedientes! -exclamó la rata de agua-¡Merecían ahogarse verdaderamente!     

 -¡No lo quiera Dios! -replicó la pata-. Todo tiene sus comienzos y nunca es demasiada la paciencia de los padres.     

 -¡Ah! No tengo la menor idea de los sentimientos paternos -dijo la rata de agua- No soy padre de familia. Jamás me he casado, ni he pensado en hacerlo. Indudablemente el amor es una buena cosa a su manera; pero la amistad vale más. Leaseguro que no conozco en el mundo nada más noble o más raro que una fiel amistad.    

-Y, digame, se lo ruego, ¿qué idea se forma usted de los deberes de un amigo fiel? -preguntó un pardillo verde que había escuchado la conversación posado sobre un sauce retorcido.     

 -Sí, eso es precisamente lo que quisiera yo saber -dijo la pata, y nadando hacia el extremo del estanque, hundió su cabezaen el agua para dar buen ejemplo a sus hijos.      

-¡Necia pregunta! -gritó la rata de agua-. ¡Como es natural, entiendo por amigo fiel al que me demuestra fidelidad!      

-¿Y qué hará usted en cambio? -dijo la avecilla columpiándose sobre una ramita plateada y moviendo sus alitas.      

-No le comprendo a usted -respondió la rata de agua.      

-Permitidme que les cuente unahistoria sobre el asunto -dijo el pardillo.      

-¿Se refiere a mí esa historia? -preguntó la rata de agua- Si es así, la escucharé gustosa, porque a mí me vuelven loca los cuentos.     

-Puede aplicarse a usted -respondió el pardillo.     

 Y abriendo las alas, se posó en la orilla del estanque y contó la historia del amigo fiel. muchas veces solemos olvidar por el egoísmo.
El gigante...
tracking img