Paris bien vale una misa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (602 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 21 de septiembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lecciones de estrategia empresarial: París bien vale una misa

[pic]
Fig. 6.6 Enrique IV

Tras la muerte de Francisco de Alençon en 1584, hermano y heredero del rey católico Enrique III deFrancia, convirtió a Enrique de Navarra en el legítimo heredero de Francia, pues sus hermanas estaban fuera de la sucesión por la Ley sálica. En cualquier caso, el 30 de abril de 1589 Enrique III deFrancia, reconoció a Enrique de Navarra como su sucesor, y lo convirtió en heredero de la corona francesa.

El protestantismo de Enrique de Navarra (bautizado en la fe católica, pero educado por su madreen el protestantismo) llevó a la que sería conocida como la Guerra de los Tres Enriques. La perspectiva de tener un rey protestante era inaceptable para el partido católico (la Liga Católica), por loque Enrique I de Guisa se negaba a que Francia fuese gobernada por un hugonote, así que Enrique III le mandó asesinar. Al poco tiempo, también el rey es asesinado en venganza, el 2 de agosto de 1589.La muerte del Rey Enrique III de Francia hizo recaer formalmente la corona francesa sobre la cabeza de Enrique IV (de Navarra), pero sólo fue reconocido como rey por los hugonotes. La LigaCatólica, el Papa y el rey Felipe II de España se negaron a reconocerle como rey de Francia, proponiendo al trono al Cardenal Carlos de Borbón.

Enrique IV reunió un ejército de 26,000 alemanes, 12,000franceses, 4,000 ingleses y 3,000 holandeses, y sitió París. El asedio, resistido heroicamente, provocó la muerte de hasta 60,000 parisinos por hambre, enfermedad y heridas. Sin embargo, viendo que nuncasería monarca sin el respaldo de la mayoría del pueblo, católico, que no aceptaría ser gobernado por un protestante, dio en julio del año siguiente un giro espectacular: En un acto de realismopolítico, dio ese paso el 25 de julio de 1593: se convirtió al catolicismo, momento en que se le atribuye la célebre frase “Paris vaut bien une messe” (París bien vale una misa).

Enrique IV fue coronado...
tracking img