Pedro velarde y santillan. capitan artillero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1227 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CAPITÁN PEDRO VELARDE Y SANTILLÁN

A media mañana del 2 de mayo de 1808, Velarde, conmocionado por los sucesos ocurridos en Palacio Real, se levanta de su mesa y se dirige al cuartel del Regimiento de Voluntarios del Estado, en la calle Ancha de San Bernardo. Allí, so pretexto de contener al gentío que se agolpa en las puertas del Parque de Artillería pidiendo armas, consigue convencer alcoronel de que le deje una compañía, entre cuyos subalternos se encuentra el teniente Jacinto Ruiz.
Durante la defensa del Parque, actuando a las órdenes de Daoiz como su segundo, prodiga sus conocimientos tácticos y actúa con absoluto desprecio de su vida. En la última oleada enemiga, al cruzar el patio por una zona batida por los fuegos de la fusilería enemiga, recibe un balazo en el pecho que leatraviesa el corazón. Velarde muere casi instantáneamente. Su cuerpo, profanado por la soldadesca francesa, codiciosa del buen paño de su casaca verde de Estado Mayor, será encontrado semidesnudo entre los demás cadáveres. Envuelto en una tienda de campaña, será conducido al anochecer a la parroquia de San Martín, y amortajado con un hábito franciscano de limosna, prestado por un caritativodesconocido.

El 1 de agosto de 1806, a los 27 años, Velarde es nombrado ayudante a las órdenes del Generalísimo Godoy, y pasa destinado a Madrid. Además, como oficial del Estado Mayor de Artillería, ocupa la importante vacante de secretario de la Junta Superior Económica del Arma, puesto que le proporciona información privilegiada sobre los recursos y la organización militar de España.
Cuando elGran Duque de Berg llegó a Castilla, Velarde fue enviado por Godoy a su encuentro con la misión de explorar sus verdaderas intenciones. Masón e ilustrado como Daoiz, sentía una viva simpatía por el Emperador francés, a quien consideraba el gran valedor de la libertad y la independencia de los hombres y un genio de la guerra.
Las apreciables cualidades que reunía personalmente y su puesto comosecretario de la junta, no pasarían desapercibidas a Murat, que intentará atraerlo a su lado. Para ello se valdría de un edecán del general de la artillería francesa, La-Riboisiere, a través del cual le invitó varias veces a su mesa. Velarde aceptará en dos ocasiones, pero eludirá todas las propuestas que se le harán para pasar al servicio de Napoleón.

Tras ser testigo de la bochornosa ceremoniade devolución a los franceses de la espada de Francisco I ganada en Pavía, su sentimiento de admiración por Napoleón se enturbiará definitivamente. A partir de entonces, Velarde alberga la idea de preparar el proyecto de un gran levantamiento en toda España.
Una vez que el plan para la insurrección estuvo perfeccionado, Velarde lo expuso a un reducido grupo de afectos a la idea, entre los que seencontraban el Comisario Ordenador Alejandro de Silva, el coronel José Navarro Falcón, y los capitanes Joaquín de Osma, Francisco Novella y Luís Daoíz. Tras ser aprobado por todos, se comunicó a cada cabecera de departamento de artillería. No obstante, llevado de su carácter impetuoso, cometió el grave error de presentárselo a O`Farrill. El ministro de la Guerra logró sonsacar al joven artillerotodos los detalles de la operación y los nombres de los comprometidos, advirtiendo del mismo al mando francés y cambiando de destino a varios de los confabulados, desbaratando así la conspiración.
De ese plan se conservan actualmente algunos fragmentos, entregados al término de la guerra por su tío, Julián Velarde, al entonces Director General del Cuerpo, don Martín García Loygorri.

PedroVelarde nació en Murieras, en el santanderino valle de Camargo, el 25 de octubre de 1779. Hijo de José Velarde Herrera y de Luisa de Santillán, al igual que sus otros cinco hermanos pasó su infancia en la casona solariega de sus padres, que alberga actualmente el Museo Etnográfico de Cantabria.
Como era tradición en las familias notables de la época, en esa casa iniciaría el aprendizaje de las...
tracking img