Postitulo de lengua y literatura

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 60 (14882 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
En Revista Español Actual, 2002, 74, pp. 37-58.



Piqueteros y caceroleros.


Aportes para el estudio de los neologismos recientes en el español de la Argentina.


Mabel Giammatteo e Hilda Albano
Universidad de Buenos Aires

Le mot, sans doute, ne tombent pas du ciel:
ils naissent à leur heure.
Matoré, G., La methode en lexicologie

1. Introducción

A partir del análisis de laconformación interna de un corpus de neologismos recientes del español de la Argentina pertenecientes al nivel de lengua general, es decir, el que se emplea en la escuela, los medios de comunicación o la conversación habitual, en el presente trabajo nos proponemos reconsiderar las tendencias morfológicas vigentes en la creación de nuevas palabras. En principio, nos interesa valorar los distintosprocedimientos morfológicos empleados en función del sistema de la lengua al que pertenecen los neologismos, pero no desdeñamos, en la medida en que resulte explicativo de los procesos estudiados, establecer la correlación con el dominio particular en el que el nuevo término se ha originado. Así, es posible afirmar que el neologismo encuentra su explicación más completa al considerarseconjuntamente tanto los aspectos intralingüísticos de su formación como su funcionamiento en un ámbito específico determinado.
Asimismo, respecto de la motivación para el surgimiento de nuevos términos en la lengua, pretendemos mostrar que no pueden justificarse exclusivamente en el marco estrecho de la necesidad de denominar objetos o conceptos nuevos. En este sentido, nuestro punto de partidacoincide con Matoré (1953), a quien el hecho de que las primeras sociedades se valían de diferentes nombres para denominar a las distintas especies, como p.ej. encina, pino, abedul, etc., pero no poseían un término general para referirse a árbol, le sugiere que hasta que la palabra genérica no nace, esas sociedades tampoco disponían del concepto correspondiente. Igualmente, si bien desde sus orígenes elhombre ha vivido en grupos y conformado distintos tipos de sociedades, no es hasta el siglo XVIII en que aparece la palabra civilización, cuando se cristaliza este concepto. En suma, para Matoré «las palabras no expresan las cosas, sino la conciencia que los hombres tienen de ellas[1]» (pág. 43). De este modo, y sin dejar de reconocer la fuerte incidencia del medio – como más adelante veremos quemuy bien ejemplifica nuestro corpus -, no es tan solo una modificación en las condiciones externas lo que origina el nacimiento de una nueva palabra, sino que lo que lo determina fundamentalmente es la percepción, por parte del hablante, de una “porción de realidad” como una nueva “gestalt” con propiedades específicas y conceptualmente aislable del resto. Así, p. ej., cuando el teléfono celular,deja de considerarse simplemente una clase más de teléfono, y se convierte en un elemento particular que permite un tipo de comunicación con características especiales, se produce la conversión categorial que lo transforma en (el) celular. Proceso también apoyado en la fuerte tendencia a la expresión más económica, ya que no debemos olvidar que en este, como en otros casos que veremos, cuanto másfactores se combinan, más factible resulta la consolidación del neologismo.
Por último, Matoré también advierte acerca de la diferencia entre acuñaciones necesarias, que nacen para designar nuevas realidades, y creaciones «de lujo», solo justificables por razones estéticas o lúdicas.

2. Marco teórico

2. 1. La creación neológica
A pesar de que tanto la etimología como el significadodel término parecen transparentes (cf. def. DRAE infr.), en realidad, el concepto de neologismo resulta escurridizo. Según Alvar Ezquerra (1999: 39), no resulta fácil saber qué es un neologismo y, desde una postura estricta, hasta se podría afirmar que el neologismo no existe, pues desde el momento en que se empieza a utilizarlo, comienza a no serlo.Para Gilbert (cit. en Alvar Ezquerra pág. 40):...
tracking img