Psicología de l’atenció i de la memòria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5254 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
PSICOLOGÍA DE L’ATENCIÓ I DE LA MEMÒRIA - PAC 4

L’activitat consisteix a respondre les preguntes que us plantegem en base a un article periodístic que, malgrat va ser publicat fa 15 anys, manté una extraordinària vigència i, encara més, si tenim en compte les diverses notícies vinculades a casos d’especulació o, d’altra banda, amb la memòria històrica.

Es tracta que respongueu les preguntesque us plantegem i reflexioneu sobre el paper de la memòria, integrant els coneixements que heu adquirit al llarg de l’assignatura.

Enunciat de la PAC
Llegiu atentament el següent fragment d’un article periodístic extret el 03 de maig de 2010 de:
http://www.elpais.com/articulo/opinion/GRUPOS_ANTITERRORISTAS_DE_LIBERACION_/GAL/distorsiona/historia/elpepiopi/19950823elpepiopi_4/Tes?print=1
idoneu resposta a les preguntes que us plantegem a continuació.

TRIBUNA: JOSÉ MARÍA RUIZ VARGAS
Así se distorsiona la historia
JOSÉ MARÍA RUIZ VARGAS 23/08/1995
¿Puede la verdad salir de la boca del mentiroso? En estricta lógica, esta pregunta no es un dilema: sólo mentiras saldrán de la boca del mentiroso. Pero una cosa son los postulados formales del razonamiento lógico ideal y otra muydiferente los comportamientos cotidianos de las personas en la vida real. No creo exagerar si tildo de vergonzoso y escandaloso el desarrollo de algunos sumarios judiciales, secretos de iure pero públicos de facto, que durante los últimos meses nos tienen a buena parte de los españoles con el corazón en un puño. El espectáculo, en dos actos, es siempre el mismo: primero, los acusados aparecen comopobres inocentes aquejados de amnesias implacables en relación con los hechos que se les imputan y, en el segundo acto, reaparecen en escena convertidos, al parecer, súbitamente en diligentes memoriosos capaces de reconstruir hasta límites insospechados el mismo pasado que poco antes ignoraban. ¿O sería más exacto decir hasta límites increíbles? Estas representaciones, a las que ya nos estamoshabituando tanto como al calor del verano, no son, sin embargo, lo que más sorprende de estos enredos, ni siquiera las espectaculares fluctuaciones de la memoria de los acusados. Lo más asombroso y, en mi opinión, más grave es el hecho de que los jueces instruyan los sumarios tomando como materia prima básicamente, el material que los acusados les proporcionan en su fase de aparente hiperamnesia. Noes mi intención intentar demostrar la debilidad o poca fiabilidad de tales testimonios desde el conocimiento acumulado por las distintas disciplinas implicadas en el estudio científico de la memoria. Una farsa tan burda como la que nos están ofreciendo los últimos casos de recuperación milagrosa de la memoria no merece compartir escena con la elegancia y la exquisitez de los argumentoscientíficos. Mi única y modesta pretensión es poner de manifiesto algo que debería preocupamos a todos los ciudadanos de a pie que, desde la perplejidad y la impotencia, cada día nos sentimos más indignados ante el deterioro sistemático y continuado que desde hace ya demasiado tiempo están sufriendo las instituciones y el sistema democrático. Se trata del hecho insólito de estar convirtiendo en habitualatribuir al testimonio de ciudadanos convictos de asesinatos, […] el carácter de verdades supremas para reconstruir historias que forman parte de nuestro inmediato y penoso pasado común. Esta dinámica, que está invadiendo cual caballo de Troya cargado de desconfianza nuestras concepciones implícitas (y explícitas, antes o después) acerca de los Procedimientos de los jueces instructores en laelaboración de sus informes, me parece especialmente peligrosa porque acabará imponiendo una firma de búsqueda de la verdad que no podrá librarse nunca del peso de la duda ni de la sospecha de haber sido alevosamente enturbiada, al estar cimentada sustancialmente (y exclusivamente, en muchos casos) sobre las reconstrucciones de memoria (o las invenciones intencionadas, por qué no) de cínicos y criminales...
tracking img