Rechazo a la violencia e intolerancia en la solucion de conflictos

* Rechazo a la violencia e intolerancia en la solución de los conflictos
De ahí que sea necesario que, ya desde tu entorno más cercano, el de tu familia, tu calle o tu colonia, aprendas la manera de resolver problemas. La violencia sólo engendra más violencia y, aún cuando pudiera parecer que en un primer momento es la única o la mejor salida, la realidad es que casi siempre recurrir a métodosviolentos sólo garantiza el que los problemas no se resuelvan y más bien, en cambio, se conviertan en los llamados “ciclos de violencia” y eventualmente se amplifiquen y sea más difícil de resolverlos.
La violencia, por cierto, no tiene que ser física para ser violencia. La violencia verbal genera muchas de las mismas consecuencias que la violencia física, no contribuye a la solución de losproblemas y, muy frecuentemente, se convierte en el preludio de la violencia física.
En este sentido, es importante que adviertas que el habla popular mexicana en muchas ocasiones favorece, en lugar de evitar, la violencia verbal o física. El habla popular mexicana, en este sentido, está caracterizada por una carga machista que frecuentemente asocia a lo femenino con lo débil, lo falso, lo pococonfiable y lo desechable. De ahí expresiones profundamente machistas como “mariquita,” como “rajarse,” entre otras muchas que presentan a lo masculino (“fuerte como macho,” “actuar como macho,” por ejemplo) como lo sólido o lo confiable.
No sólo eso, frecuentemente está cargada de referencias que hacen de la violencia sexual contra las mujeres y especialmente contra las madres de los adversarios, unlugar común. En otros casos, presenta a los actos sexuales como oportunidades para dominar a adversarios débiles, afeminados, incapaces de actuar como los hombres y, en ese sentido, marginados y desechables.No sólo eso, está cargada también de referencias profundamente despectivas hacia los indígenas (expresiones como “indio pata rajada,” “indio ladino,” entre otras); los africanos (lasexpresiones que asocian lo negro con lo inferior); los asiáticos (expresiones como “chales”); los pobres (las expresiones contra “los nacos”) y, de manera más general, contra todo aquello que no responda a un patrón de lo nacional mexicano que, de cualquier modo, no es ni puede ser tan estático como quienes actúan así quisieran. Es necesario que reconozcas las consecuencias que tiene este tipo deagresiones y que, sin marginarte de tu contexto, trates de introducir cambios progresivos que rompan con estos patrones de agresión contra los más débiles, contra las mujeres, contra las minorías étnicas o sexuales y, de manera más general, contra quienes son vistos como diferentes al “mexicano promedio,” aunque en los hechos sea muy difícil identificar quién es ese “mexicano promedio.”
Otra consecuenciaimportante de algunas de las características del habla popular mexicana es que alienta la intolerancia. Condena a quienes son diferentes, sea por sus rasgos físicos, por su legado étnico o cultural o por su capacidad para participar o no en elaborados juegos verbales de referencia sexual (los llamados albures) a vivir marginados del resto de la sociedad.
La violencia verbal y la intoleranciapueden ser vistas como realidades dolorosas incluso en los patios de juegos de las primarias y secundarias del país, pues han terminado por convertirse en parte de la cultura. Esto no quiere decir, sin embargo, que sea algo positivo o inevitable y mucho menos implica que tengas que participar de ese tipo de actitudes.
Muy por el contrario, todas las definiciones aceptadas de cultura reconocen que lasprácticas, costumbres y formas de entender el mundo que tradicionalmente se asocian con la idea de cultura están sujetas a cambios constantes, por lo que no tienes por qué aceptar lo que ahora se ve como parte de la cultura como una versión definitiva e inamovible de la cultura.
Tú, tus amigos y conocidos pueden introducir de manera paulatina cambios en la manera de entender las relaciones...
tracking img