Resumen El Monstruo Del Arroyo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1515 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de agosto de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Resumen libro El Monstruo del Arroyo.
Elaborado por Profesora Especialista Paola Rojas
Autor: Mario Méndez.

Capítulo I: Noches de tormenta.

Esa noche llovía tanto pero tanto que anegaba las calles de tierra de Los Tepuales. Pedro se asomo por la ventana, enseguida o llamo la tía Cata le dijo que regresara a la mesa, debía terminar los deberes de la escuela. La tía con tono amable le dicea Pedro, tú sabes que no debes asomarte a la ventana. Lo que Pedro sabía era lo mismo que todos los habitantes de Los Tepuales , que en las afueras en el casco abandonado de la estancia La Margarita junto al arroyo triste vivía un monstruo. El pueblo se había enterado de tan extraña noticia una noche de tormenta, traída por un paisano asustado enseguida se hizo verdad entre los vecinossupersticioso que sacaron a relucir las leyendas más antiguas, que en la Margarita vivió un sabio loco.
Hubo en Los Tepuales una persona que dudo del dicho, era el director de la única escuela y logro reunir a cinco hombres para realizar una expedición que se animara a impresionar La Margarita. Partieron la expedición pero uno de los hombres se engancho el poncho en un árbol y asustado pego un grito queasusto a los demás, huyeron dejando solo al director.

Capítulo II: Algo.
Lo que se contaba acerca de las sombras que se movían en los alrededores de la estancia, o de las luces que titilaban en la casa en ruinas, era cierto. Un extraño ser solía moverse entre los árboles del bosquecito que rodeaba la casa. Cómo había llegado a La Margarita era un misterio que ni él mismo, y hubiera podidohablar, habría explicado. Por lo que el monstruo sabía que esa era su guarida y siempre estaría allí, alimentándose con lo que encontraba y evitando todo contacto con los vecinos por lo que no sentía ninguna simpatía, había bajado al pueblo (Los Tepuales). Siempre ocultándose en las sombras de la noche. Dos o tres veces los perros lo habían corrido, ladrándole. Después de esas raras incursiones alpueblo, volvía, como siempre, a su guarida en el arroyo.

Capítulo III: Ventajas
Nació en Los Tepuales la costumbre de dejar cosas en la entrada del pueblo, como pequeñas ofrendas que tenían la intención de tranquilizar al engendro: paquetes de comida, alguna gallina, incluso velas encendidas y botellas con agua. El monstruo nada aprovechaba pero curiosamente los dos granujas del pueblo Adolfo yJosé que a despecho del miedo salían por las noches de su rancho, y consiguieron así estar alimentados.
Los dos granujas eran los encargados de asustar al pueblo, no solo decían haberlo visto, aseguraban además que el maligno ser los había perseguido y José hizo la descripción más completa del monstruo: dos metros de alto, larguísimos pelos, dientes como de león, ojos enrojecidos y garras,poderosas garras.
No solo para los granujas, la existencia del monstruo del arroyo, no faltó quien pensará utilizarlo como atractivo turístico pero la idea fue desechada. En Tepuales un intendente y un grupo de colaboradores que tenían las mismas inclinaciones. El secretario de prensa de la Municipalidad el monstruo se convirtió en la excusa perfecta para explicar todos los males del pueblo.Capítulo IV: Pedro y Marilí.
Pedro Basabilvaso era un niño de unos once años que había nacido en Los Tepuales y que desde siempre había vivido con su Tía Cata. Como todos en el pueblo creía en el monstruo pero se había prometido que algún día tendría el valor de entrar en La Margarita.
La otra era una niña, una nueva vecina de Los Tepuales, se llamaba Marilí venía de Buenos Aires donde los monstruosno existían más que en el cine y la televisión. Estando en Tepuales creyó en la existencia del monstruo del arroyo el que imaginaba chorreando un agua verde y pegajosa.
A Marilí, que también tenía once años, le tocó sentarse en el mismo banco del sexto grado al que iba Pedro y allí se hicieron amigo. Los padres de la niña eran médicos que venían hacerse cargo del dispensario del pueblo...
tracking img