Rugby

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1284 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los neozelandeses eran el Brasil del 70 en fútbol. La mejor selección del mundo con diferencia, quizá la mejor de la historia. A su extraordinaria calidad le añadían la bestial motivación que les da el rugby, que es su identidad deportiva en el mundo. Venían de jugar la semifinal contra Inglaterra, que era un equipo fuerte, respetable y lo arrasaron. Fue como un partido entre adultos y niños.Con Jonah Lomu de punta de lanza.
En efecto. En el rugby encontramos dos tipos de jugadores, los grandotes y los rápidos; las moles de dos o más metros y 120 kilos y las gacelas. Lo insólito en Lomu es que teniendo el tamaño de los grandotes corría los cien metros en menos de once segundos. ¡Era imparable! En cierta ocasión hablé con un señor que en los años 50 jugó para los Leones Británicos, enla posición de Lomu. Era irlandés y a los 24 llegaba a los entrenamientos en un Rolls Royce. ¡Y hablábamos de jugadores amateurs! Me refiero a Tony O'Reilly. También era grande y rápido, terrible en los tres cuartos. ¡Qué personaje! Sobre los 25 años se convirtió en el presidente de la empresa Heinz (la compañía agroalimentaria estadounidense) para Gran Bretaña y a los treinta y pico ascendió depresidente mundial de la compañía. Le cuento esto porque Tony se hizo amigo de Nelson Mandela, el personaje clave de mi libro, y acabó comprando el grupo de periódicos más importante de Suráfrica. O'Reilly, como la mayoría, pensaba que en la final del 95 los Springboks no tenían ninguna posibilidad de ganar a Lomu y sus compañeros. Parecían literalmente imparables, nunca se había visto una cosaigual.

Esa final tuvo además un importantísimo aspecto político.
Que es la clave de la historia. Suráfrica era el país más dividido del mundo. Blancos contra negros, una situación terrible. Tanto que en tiempos de la Guerra Fría en lo único que estaban de acuerdo rusos, americanos, chinos, el mundo entero, era que lo de Suráfrica resultaba intolerable, una barbaridad.

Y el rugby allí es undeporte de blancos.
El surafricano negro detestaba el rugby, lo consideraba un símbolo del opresor blanco, al mismo nivel que la bandera y el himno. Era la pasión de los blancos dominantes, lo que les daba su identidad. Y con argumentos deportivos: las dos potencias mundiales del siglo pasado fueron Suráfrica y Nueva Zelanda.

Y apareció Mandela.
Salió de la cárcel en 1990 y el país se encaminabahacia una guerra civil, parecía inevitable una carnicería racial espantosa. En 1994 fue elegido presidente, el primero de raza negra en la historia del país. Su primer reto fue evitar que la enorme cantidad de blancos profundamente descontentos con la situación no creasen un frente terrorista que pusiera patas arriba el país. Mandela sólo vivía para hacer de Suráfrica el país de todos, blancos ynegros. Un año después de su llegada a la presidencia les tocó organizar el Mundial de rugby.

Y no desperdició la oportunidad.
Mandela vio la ocasión de utilizar el deporte para unificar a su pueblo. Cuando hablé con él por mi libro, me comentó su certeza de que el deporte moviliza las emociones de la gente de una manera que ningún político puede siquiera acercarse. Se trata del político másbrillante y carismático que he conocido y se puso manos a la obra.

Entre el recelo mutuo de blancos y negros, claro.
Lo que más le preocupaba era evitar una contrarrevolución blanca, sabedor de que la mayoría sabía usar las armas, fabricar bombas... El riesgo era que le naciera un IRA multiplicado por cien. De pronto se planteó lo siguiente: ¿Qué es lo que más les importa a los blancos? ¿Sureligión? ¿Su Dios? Sí, pero también el rugby. Y pensó: "A ver si somos capaces de utilizar esa pasión para unificar el país". Faltaba un año para el Mundial cuando llamó a su despacho al capitán de la selección, formada únicamente por blancos.

François Pienaar.
Eso es. Un tipo alto, rubio y realmente fortísimo. Su aspecto físico era el del opresor blanco para los negros, el tipo más odiado por...
tracking img