Sonata a la luz de la luna

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3767 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Beethoven

Compositor alemán (Bonn 1770-Viena 1827). Tanto su abuelo, de igual nombre que él, Ludwing van Beethoven (1712-1773), como su padre, Johan (1740-1792), estuvieron como cantantes y músicos al servicio del elector de Colonia en Bonn; el primero llegó a ocupar el cargo de Kapellmeister de la corte.

Su padre quiso hacer de Ludwing un niño prodigio, como lo había sido Mozart, pero, apesar del talento mostrado por el muchacho, no lo consiguió del todo. Mientras Ludwing estudiaba con Christian Gottlob Neefe y veía publicadas tres de sus sonatas para piano (1783), su padre se encontraba en un estado de progresiva decadencia personal, debido al alcoholismo. Beethoven, cuya infancia no fue feliz, decidió abandonar el hogar familiar y, gracias a la ayuda del conde Waldstein, setrasladó a Viena, donde residiría definitivamente a partir de 1792, para continuar sus estudios.

Período Temprano
Hacia 1795, había adquirido ya una formación suficiente y destacaba entre la aristocracia vienesa, sobre todo como pianista de gran virtuosismo, y llegó a ser muy famoso como improvisador. Pero hasta 1800 no dio su primer concierto público. Por aquel entonces ya había publicadovarias obras de importancia, como la Sinfonía n.° 1, los primeros conciertos para piano y orquesta y diversas composiciones de cámara. Algunas de estas obras, como la Sonata para Piano denominada Patética, sorprendieron a sus contemporáneos, que las consideraban atrevidas e innovadoras, mientras que otras, como el Septimino, continuaban el estilo de los clásicos vieneses. Beethoven se planteó quécamino tomar: o continuar la tradición o seguir su propia evolución personal.

Período Medio
En 1802, escribía sobre ese dilema: "En adelante, seguiré un nuevo camino". Y, coincidiendo con la entrada del nuevo siglo, inició un nuevo período en su obra, en la que parece existir una pugna entre su gran deseo de libertad expresiva y el respeto por la tradición clásica. Ese segundo período, que seextiende hasta 1814, vino marcado por la tragedia que vivió el compositor y que le obligó a renunciar a su carrera de pianista virtuoso en beneficio de una dedicación exclusiva a la creación: se estaba quedando sordo. En 1802, llegó a plantearse seriamente terminar con su vida y escribió el famoso Testamento de Heilingenstadt. Pero no llegó a suicidarse, porque, según sus propias palabras, "no meparecía posible dejar este mundo antes de haber producido todas las obras que me sentía urgido a componer, y así me he arrastrado por esta miserable existencia".

La sordera hizo que se aislara del mundo, y su música refleja ese aislamiento, al tiempo que gana considerablemente en introspección y profundidad. Compuso sin pausa, una tras otra, numerosas obras audaces, y en ese período creó más deuna obra maestra, empezando por la Sinfonía n° 3 "Heroica", concluida en 1804. Esta sinfonía fue dedicada inicialmente a Napoleón, al que veía como un héroe romántico y una especie de encarnación de los antiguos cónsules romanos, pero rompió la dedicatoria cuando aquél se hizo coronar emperador. La obra es de una radical novedad, tanto por su extensión como por su ambición artística. 1804 fuetambién el año en que Beethoven empezó a componer la que sería su única ópera, originalmente titulada Leonora (1805-1806) y que, tras diversas revisiones, adoptó el nombre de Fidelio, cuya versión definitiva fue estrenada en 1814.

En 1808, tres aristócratas residentes en Viena, el archiduque Rodolfo y los príncipes Kinsky y Lobkowitz, le garantizaron unos ingresos anuales que, aunque modestos,bastaron para persuadir a Beethoven de permanecer en Viena. Y, entre 1808 y 1812, su febril actividad creadora produjo obras tan importantes como las Sinfonías n.° 5 y n.° 6 (ambas de 1808), el Concierto para Piano y Orquesta n.° 5 "Emperador" (1809), la música incidental para Egmont, de Goethe (1809), el Trío del Archiduque (1811) o las Sinfonías n.° 7 y n.° 8 (compuestas en 1812).

A partir de...
tracking img