Star wars

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 103 (25690 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Jude Watson

Star Wars

Cautivos del Templo

STAR WARS

Aprendiz de Jedi 7 CAUTIVOS DEL TEMPLO

Jude Watson

1

Jude Watson

Star Wars

Cautivos del Templo

Título original: Star Wars. Jedi Apprentice. The Captive Temple. Traducción: Virginia de la Cruz Nevado.

2

Jude Watson

Star Wars

Cautivos del Templo

Capítulo 1
El cambio que había sufrido el Templo Jedisorprendió a Obi-Wan Kenobi, incluso antes de entrar. Normalmente, el Templo era un lugar para la meditación y el estudio; aunque el silencio solía verse interrumpido por el sonido acallado de risas tras una puerta cerrada, voces agitadas de niños pequeños o el murmullo del agua de las fuentes. Pero ahora ya no hay paz, pensó Obi-Wan. La calma era casi inquietante. No era el silencio habitual queacompañaba a los habitantes del Templo. Era la quietud cautelosa de un santuario asediado. Obi-Wan, junto al que fuera su Maestro, Qui-Gon Jinn, estaba frente a la puerta cerrada de la Sala del Consejo Jedi. En cualquier momento les llamarían para entrar. Les habían pedido que volvieran al Templo por la más devastadora de las razones: alguien había atacado al Maestro Jedi Yoda. Obi-Wan miró aQui-Gon. Para un observador normal, podría parecer que QuiGon mantenía su usual compostura. Pero Obi-Wan le conocía bien y podía percibir la aguda aflicción que latía bajo el control. El Templo se encontraba en estado de máxima seguridad. De esta forma, se había prohibido completamente la entrada a los extraños; pero ahora, incluso los Caballeros Jedi tenían órdenes de no acudir hasta nuevo aviso.Todas las entradas y salidas eran controladas, y nadie tenía permiso para marcharse a no ser que fuera por la más urgente de las misiones. Aunque la mayoría de los Jedi conocían de vista a Qui-Gon, tanto él como Obi-Wan tuvieron que pasar por un escáner de retina antes de entrar en el Templo desde el nivel del espaciopuerto. Qui-Gon daba golpecitos con el dedo en la empuñadura de su sable láser. Derepente se detuvo y su expresión se suavizó. Obi-Wan supo que Qui-Gon estaba buscando la Fuerza para encontrar su centro de calma. Obi-Wan intentó controlar su propia aprensión, listaba ansioso por encontrar respuestas y lleno de especulaciones, pero no se atrevió a romper el silencio. Las relaciones entre él y su antiguo Maestro habían sido un tanto tensas desde que Obi-Wan había decidido que nopodía seguir siendo el padawan de Qui-Gon. Había renunciado a su formación de Jedi para poder ayudar al joven pueblo de Melida/Daan a pacificar su planeta. Obi-Wan se estaba dando cuenta ahora del error que había cometido, Él era un Jedi de corazón. Lo único que deseaba era que le volvieran a aceptar en la Orden y volver a ser el padawan de Qui-Gon. El Maestro Jedi le había dicho a Obi-Wan que lehabía perdonado por abandonar a los Jedi. Pero si le había perdonado de corazón, ¿por qué surgía ese silencio tenso entre ellos? Qui-Gon era un hombre reservado, pero Obi-Wan había aprendido a contar con el cariño y el respeto que a menudo veía en los ojos de su antiguo Maestro, así como con sus ocasionales dosis de humor. Obi-Wan sabía que una vez que le llamaran para entrar a la Cámara delConsejo, su propio destino estaría sellado. Se le aceleró el corazón al pensar que quizás el Consejo había votado en favor de su regreso. Le había dicho a Yoda que

3

Jude Watson

Star Wars

Cautivos del Templo

lamentaba profundamente su decisión y esperaba que el Maestro Jedi intercediera por él. Obi-Wan se puso una mano en la frente. La ansiedad le había hecho sudar. ¿O es que hacía máscalor del normal en el Templo? Estaba a punto de preguntar a Qui-Gon cuando la puerta de la Cámara del Consejo se abrió con un siseo. Obi-Wan entró en la sala detrás de su Maestro. Los doce miembros del Consejo estaban sentados en semicírculo en la Cámara. La luz gris inundaba la habitación desde los enormes ventanales que daban a las torres y agujas blancas de Coruscant. En el exterior, las...
tracking img