Stephen king- carrie

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 265 (66154 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de enero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
STEPHEN

KING
Carrie

Stephen King

Carrie

Para Tabby, que me metió en esto Y luego me ayudó a salir.

Stephen King

Carrie

Primera parte DEPORTE SANGRIENTO

Stephen King

Carrie

Noticia publicada por el semanario Enterprise de Westover, Maine, el día 19 de agosto de 1966: Lluvia de piedras en Chamberlain Fuentes fidedignas nos informan que el 17 del presente se produjouna lluvia de piedras en la calle Carlin, en circunstancias en que el cielo se presentaba totalmente despejado. Las piedras se precipitaron principalmente sobre el inmueble que habita Mrs. Margaret White. Causaron considerables daños en el tejado y estropearon dos canalones y un tubo de desagüe. Los destrozos fueron evaluados en 25 dólares. Mrs. White es viuda y vive con su hija, Carietta de tresaños de edad. Nuestros esfuerzos para localizar a Mrs. White resultaron infructuosos. Nadie se sorprendió cuando ocurrió, no verdaderamente, no en ese nivel subconsciente donde nuestras vivencias más brutales. En apariencia todas la muchachas que estaban en las duchas se sintieron anonadadas, estremecidas, avergonzadas o simplemente felices porque esa cerda de la White había vuelto a recibir unabuena. Incluso algunas de ellas podrían haber alegado que el hecho las había sorprendido, pero, por su supuesto, esa afirmación habría sido falsa. Carrie había asistido a la escuela con algunas de ellas desde el primer año, y esto se había estado gestando desde entonces, gestándose en forma l nta e inmutable, según todas las leyes que gobiernan la e naturaleza humana, gestándose con la exactaregularidad de una reacción en cadena que se acerca a la mesa crítica. Lo que nadie sabía, desde luego, era que Carrie White tenía poderes telecinéticos. Inscripción tallada en un banco de la escuela primaria de la calle Barker, en Chamberlain: Carrie White come mierda Los gritos, los ecos y el ruido subterráneo del chapoteo del agua de las duchas sobre las baldosus llenaban el vestuario. Lasmuchachas habían estado jugando a voleibol .durante la primera hora, y había algo apremiante en su ligero sudor matutino. Se estiraban y retorcían bajo él agua caliente, chillando, lanzando agua y pasándose de mano en mano las barras de jabón blanco. Carrie se hallaba en medio de ellas, impasible, una rana entre los cisnes. Era una muchacha robusta, con granos en el cuello, la espalda y las nalgas. Sucabello mojado no parecía tener color alguno: se pegaba a su rostro con una obstinación empapada y abatida.. Estaba allí parada simplemente, con la cabeza ligeramente inclinada, dejando que el agua se precipitara sobre su cuerpo y cayera al suelo. Parecía la típica cabeza de turco, el perpetuo blanco de las bromas, la chica capaz de tragarse las historias más inverosímiles, objeto de todas las malasjugadas. Y lo era. En forma desesperada y constante deseaba que la «Escuela Secundaria Ewen» tuviera duchas individuales -y por lo tanto privadas- como las escuelas de Andover y Bosford. Porque se quedaban mirándola... Ellas siempre se quedaban mirdndola. Las duchas se fueron cerrando una a una, mientras las chicas se quitaban sus gorros de baño en tonos pastel, se secaban, se ponían un spraydesodorante y dirigían miradas al reloj que había sobre la puerta. Se abrocharon los sujetadores y se ajustaron las bragas. El vapor parecía suspendido en el aire y todo el lugar podría haber sido un estableciento de baños egipcios, a no ser por el ruido sordo del estanque para baños de remolino, situado en un rincón. Los gritos y los silbidos rebotaban en las paredes como el golpe seco y vibrante delas bolas de billar. -...entonces Tommy me dijo que me veía horrible con eso y yo ... . -... voy a ir con mi hermana y su marido. A él le gusta hurgarse la nariz, y a ella también, así que... -...demasiado tacaño para gastarse un maldito centavo, de modo que Cindi y yo...

Stephen King

Carrie

Miss Desjardin, la profesora de gimnasia, de pecha piano, entró en el vestuario, estiró el...
tracking img