Traduccion the witches of pendel

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5440 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
The Witches of Pendle [Español]
Indice
0.1.2.3.4.Introducción El vendedor ambulante Roger Nowell Una familia de brujas Verdades y mentiras

Introducción
En el S. XVII, en Inglaterra, mucha gente creía en las brujas. Una bruja podía ser una mujer anciana, o una chica joven y, en ocasiones, incluso hombres y niños. Pero, por lo general eran mujeres, y todo el mundo las temía. Porque una brujapodía matarte pronunciando un simple conjuro. En el 1612, cerca de Pendle Hill, en Lancashire, vivía una niña llamada Jennet Device. Tenía nueve años y era pobre, delgada y estaba siempre hambrienta. No tenía zapatos ni abrigo y, en ocasiones, nada para comer durante días. No era fácil vivir para Jennet Device. Y su abuela, OId Demdike, era una bruja. Su madre Elizabeth también, al igual que suhermana Alizon. Incluso su estúpido hermano James era un brujo... O por lo menos es lo que creían los habitantes del pueblo. Esta es la historia de la familia de Jennet. Comienza en 1634, cuando Jennet se encontraba prisionera en el castillo de Lancaster.

1.- El vendedor ambulante
La primavera del 1634 se hizo llegar, pero en la prisión del Castillo Lancaster esta helado. Las veinte mujeres dela prisión estaban sucias, hambrientas y heladas. No habían camas o sillas, por lo cual dormían en el frio y húmedo suelo. No había ventanas, así que estaba siempre oscuro. Las mujeres querían salir de la prisión; ellas querían volver a casa. A veces los guardias abrían la gran y vieja puerta y ponían algo de pan y agua en el piso. Luego volvían a cerrar la puerta. Me llamo Jennet Device, y soyuna de las 20 mujeres en prisión. Día tras día, me siento en el frío piso y espero. Me gustaría volver a sentir el calor; volver a ver el cielo, y Pendle Hill, la bella colina cercana a mi casa. Pero estoy en una oscura prisión del Castillo Lancaster, y me siento en un piso frío y espero. Un día, algo ocurre. El guardia abre la vieja y gran puerta. “¡Janne Device!”Llama el guardia. “¡Ven aquí deuna vez, bruja! Alguién quiere verte.” Me levante lento porque estaba entumecida de frío y caminé a través de la oscura habitación hasta la puerta. ¡Quizás sea alguien del Read Hall! ¡Tal vez valla a casa! “Jennet Device, apúrate!” La llama otra vez el guardia. Alguien estaba junto al guardia en la puerta. “Jennet,” dijo silenciosamente. Lo logré ver: era un hombre alto con pelo café y cansados ojosazules. Él no era del Read Hall Ese era Mister Webster, de la Iglesia de Kildwick. Mis pies dejaron de moverse y de repente quise sentarme. “Vamos, vamos,” dijo el guardia enojado. Y empezó a cerrar la puerta. “Acércate por un minuto, Jennet” dijó silenciosamente Mr. Webster. “Siéntate y come algo” Me senté en una pequeña mesa cercana a la puerta. Mr. Webster me dio un pan y algo de carne. Yempecé a devorármelo todo. “Diez minutos,” dijo el guardia. “Tras 10 minutos, ella vuelve a la prisión”. “Gracias”, le responde Mr. Webster. “¿Como están todos en el Read Hall?” Pregunté al final. Mr. Webster sonrió. “Todos están bien. Estuve allí ayer”. Cerré mis ojos por un minuto. “Mr. Webster, eso no es verdad. No soy una bruja, tú lo sabes” “Lo sé, Jennet,” dice Mr. Webster. “La semana pasada,llevé a Edmund Robinson y su padre a mi iglesia, y les pregunte acerca de la historia del chico. Mucha gente creyó en la historia de Edmund, pero había gente que no. Edmund Robinson ira a Londres mañana con su padre, y juez les va a interrogar.”

El guardia regresa y abre la puerta. “¡Tiempo!” – dijó Mr Webster se levantó. “Dios esta contigo, Jennet. Nunca olvides eso. Puedes ser feliz, cuandoDios esta contigo. Me levanté también, y cogí el pan de la mesa. “Si, Mr. Webster. Dios esta conmigo; eso creo” ¿Pero feliz, como puedo ser feliz? Regresé a la oscura prisión, y los guardias cerraron la puerta tras de mí. Las mujeres corrieron a mí. “¡Pan! ¡Danos Pan!”, rogaron. Rápidamente, guardé el pan en mi camisa. Atravieso la habitación y me siento en el suelo. Estoy llorando, pero me siento...
tracking img