Trasplante de organos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2816 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Consideraciones éticas en la comercialización de órganos
Desde los años cincuenta, el trasplante de órganos ha sido utilizado como un procedimiento terapéutico para tratar una gran variedad de enfermedades terminales, pero de la misma manera que ésta técnica ha sido empleada para el bien común, también ha dado pie al crecimiento del “turismo del trasplante”, el tráfico global y un lucrativonegocio impulsado por el cálculo de oferta y demanda, en donde circulan cirujanos, pacientes, donantes y vendedores. Es aquí en donde surge una gran variedad de dilemas éticos, ya que son unos cuantos los que se están aprovechando de esta situación, tanto por parte de las personas enfermas que acceden a pagar cualquier cantidad de dinero por la obtención de un órgano sano, como por parte de la genteque vende sus órganos, la mayoría de los cuales se encuentra en extrema pobreza, siendo ésta su mejor alternativa. La comercialización de órganos es por lo tanto moralmente inaceptable, ya que se utiliza al cuerpo humano como un objeto y se viola la dignidad de la persona humana. En el siguiente escrito se darán a conocer la forma en que operan estas redes que comercializan con órganos humanossiendo esto inaceptable. También se realizara una evaluación ética con base en las teorías de Kant, Rafael De Gásperin y Adorno (Escuela de Frankfurt). Por último se realizaran una serie de propuestas por realizar en cuanto al tema con base en la pobreza como el principal motor de las personas para considerar que vender sus órganos es su única alternativa.

El libre comercio del trasplante

El“turismo de trasplante” se ha convertido en el activo vital de las economías médicas de los países más pobres que pugnan por permanecer a flote tras la vertiginosa privatización de hospitales y clínicas. Las “ciudades globales” de esta economía oculta no son Londres, Nueva York y Tokio, sino Estambul, Lima, Lvov, Tel Aviv, Chisinau, Bombay, Johannesburgo y Manila. En general, la circulación deriñones sigue las rutas establecidas del capital desde el sur al norte, desde los pobres a los acaudalados cuerpos, desde los negros y mulatos a los blancos y desde las mujeres a los hombres, o desde los hombres de bajo estatus a los privilegiados. Las mujeres de cualquier parte del mundo rara vez son receptoras de estos órganos comprados o robados. En algunas partes del mundo, especialmente en laEuropa rural del este –Rumanía y Moldavia en particular–, cándidos paisanos salen buscando trabajo y tratando de forjar sus fortunas en ciudades aparentemente prósperas como Estambul, para ser embaucados y coaccionados para desprenderse de un riñón por la navajera y pistolera mafia de poca monta de Rusia y Turquía. Después, los vendedores de riñones regresan a casa para afrontar el ridículo y elostracismo. Mientras los hombres jóvenes en Moldavia son objetivo de los traficantes en Estambul como presa fácil para el negocio renal, las mujeres rurales de similar estrato económico son reclutadas para trabajar en el extranjero en modalidades más convencionales de venta corporal. Sin embargo, tanto los vendedores ambulantes de riñones como las mujeres trabajadoras sexuales son despreciados unavez que regresan a su hogar. (Castillejo A., 2008, p.221).
El surgimiento de los campos de exterminio y tortura dieron origen a la recolección de órganos y tejidos, calificando estas tácticas militares como una “guerra sucia” utilizadas contra los cuerpos y los órganos del enemigo. Durante la “guerra sucia” en Argentina, el apartheid en Sudáfrica, los años de dictadura en Brasil, este era el papelque los médicos jugaban en el suministro de sangre, huesos, válvulas cardíacas, órganos y todo lo necesario para los trasplantes, no sólo de niños –como en el caso de Argentina–, sino de los cuerpos de los política y socialmente “desaparecidos”. Durante la “guerra sucia” en Argentina en los años 70 y el Estado militar en Brasil (1964-1984), médicos forenses, patólogos y cirujanos recibieron...
tracking img