Valores de la educacion -victoria camps

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 44 (10985 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fichado del libro de Camps, Victoria - LOS VALORES DE LA EDUCACION. Ed. Anaya, Madrid, 1994.

Si la educación ha de proponerse no sólo la instrucción sino la formación de las personas, es urgente que incorpore explícitamente los valores éticos que hoy juzgamos básicos y fundamentales.

1. EDUCACION EN VALORES.

Educar es formar el carácter, en el sentido más extenso y total deltérmino: para que se cumpla un proceso de socialización imprescindible, para promover un mundo más civilizado, crítico con los defectos del presente y comprometido con el proceso moral de las estructuras y actitudes sociales.
¿Con qué valores debe comprometerse la educación, para formar el carácter más auténticamente humano? ¿Podemos hablar de un sistema de valores universales, consensuablesinternacionalmente? ¿Cuáles son? ¿Son enseñables?
Los valores éticos están en crisis ante otros principios que están dirigiendo nuestras vidas: el éxito, el dinero, el placer, como fines en sí, objetivos que admiten la utilización de cualquier medio que lleve a ellos, por inhumano que sea. Si estuviéramos plenamente ajustados con la realidad, no cabría hablar de justicia ni de valores como algo aconquistar.
La constatación de la distancia entre lo que decimos y lo que hacemos debe ser el punto de partida de la crítica ante situaciones y comportamientos que, desde una perspectiva ética, son decididamente insatisfactorios. Hoy por hoy, el crecimiento económico nos ha hecho creer que sólo vale lo que produce dinero. Es cierto que el dinero es la medida del éxito y el reconocimiento social.Las sociedades prósperas y opulentas no parecen aceptar otro criterio del valor personal que el que se verifica en sus resultados materiales y económicos. La economía es la diosa unánimemente venerada. Pero también es cierta la fragilidad del crecimiento estrictamente económico, constatada especialmente en épocas de recesión.
Hayque reconocer que los que viven bien se acuerdan poco de los que sufren: el bienestar material no genera una espontánea solidaridad con los pobres. Hay quienes dicen que estamos ante una vuelta de los valores “postmaterialistas”, fruto del cansancio producido por la satisfacción material.
Sin austeridad, sin solidaridad ni responsabilidad será difícil hacer frente eficaz y justamente a lasituación tan compleja que estamos viviendo. Hay que contar con los valores éticos para superar la crisis económica. Especialmente, si queremos sostener ciertas ventajas sociales beneficiosas para todos, como son la educación, la salud, las pensiones o prestaciones por desempleo. ¿Cómo mantener la creciente demanda de todos estos servicios sin actitudes austeras, responsables y solidarias? Lapervivencia del Estado de bienestar exige modelos de redistribución que obliguen a todos, sobre todo a los económicamente fuertes, a replantearse su responsabilidad en el mal reparto de los bienes básicos.
Los tiempos nunca son buenos para la ética, porque exige autodominio, y este es costoso y requiere autosacrificio. Nos pide fortaleza de ánimo, “templanza”, una virtud tan ignorada que ya ha dejadode formar parte de nuestro vocabulario corriente. No hay ética sin una cierta disciplina.
No tenemos un modelo de persona ideal, ni de sociedad, ni un solo modelo de escuela, porque nuestro mundo es plural y aplaudimos la convivencia de las diferencias.
No todos los imperativos morales son reductibles a leyes, ni es bueno que lo sean. Al contrario: es la ética la que juzga a la ley y laque orienta su interpretación.
¿Qué puede significar la igualdad de oportunidades en la escuela, cuando es un hecho que los alumnos son desiguales y están discriminados por varias razones, cuando sólo se puede poner parches y nunca tratar de resolver el problema desde la raíz? ¿Cómo incitar a la solidaridad dentro de la escuela cuando la sociedad fomenta comportamientos abiertamente...
tracking img