Violencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 40 (9864 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 6 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1. Introducción
Cuando algún historiador que aun no ha nacido escriba la historia de nuestra época dirá, entre otras cosas, que estuvo fascinada por la violencia. Usamos la palabra "fascinada", aquí, para aludir a ese sentimiento ambiguo, mezcla de horror y de atracción, que sienten por ejemplo los pájaros ante la mirada de la serpiente o las liebres al caer bajo al haz de luz de los focos deun automóvil. Fascinada, encandilada... nuestra época quisiera rechazar la violencia que reprueba pero, al mismo tiempo, gira alrededor de ella como si ninguna tentación fuera mas dulce que ella. ¿Cómo explicarlo? El pacifismo es hijo de nuestro tiempo. También la metralleta.
Escribió el poeta latino: "discierno el bien y lo apruebo; el mal es lo que cometo". La historia de nuestra época enrelación con la violencia podría desdoblarse así en dos caminos paralelos. La paz que se proclama y la violencia que se hace. Dichos levantados y hechos reprobables. Entre ellos existe una sutil comunicación.
Las condenaciones verbales de la violencia se vuelven cada vez más insistentes. Y cambian de contenido, revelando de este modo, como en un espejo, que también los hechos de la violencia se vantransformando. "Violencia" quiso decir durante la primera etapa del periodo que comienza en la posguerra, "peligro nuclear". El pacifismo militaba entonces contra la posibilidad, todavía presente, de que un día, por decisión o por error, se desencadene el argumento atómico del juicio final. la
Mera contemplación de esos silos con cargas mas que suficientes para aniquilar la humanidad levanto milvoces y testimonios de todo orden -en la literatura y en el cine, en la política y en el pulpito- contra la amenaza de una tercera y definitiva guerra mundial. El pacifismo de posguerra vivió su primera fase a la sombra de Hiroshima y se siguió viviendo con las pruebas nucleares de Francia en el atolón de muro roa y ahora en fechas mas recientes Pakistán con un pueblo con hambre pero a lavanguardia de la tecnología nuclear.
Ya mas cerca de nosotros, un segundo tema vino a enriquecer las exhortaciones de los pacíficos. No ya, solamente a la violencia atómica entre estados sino la violencia política del estado totalitario o autoritario contra sus propios súbditos, la violencia entre el estado y el individuo.
Surgió así, hasta difundirse por el mundo, la vasta campaña en defensa de losderechos humanos.
Finalmente, ahora apunta una tercera oleada antiviolenta. Los silos nucleares siguen hablando su lenguaje de presentimientos. Los derechos humanos se siguen pisoteando en mas de un lugar del planeta. Pero una tercera fuente de violencia llama cada día mas la atención de sus opositores: los actos que parte de individuos contra otros individuos. La violencia individual, que puedetener por ultimo destinatario al estado - y entonces es política o no y entonces es común- crece en la consideración del mundo actual porque ella es la que concretamente invade los centros urbanos avanzados que forman la opinión del mundo -las otras, o son potenciales como la nuclear u ocurren en otras partes como la estatal- y porque, como se comprueba, cada vez mas, ella esta en la raíz de masde una reacción autoritaria -luego condenada en nombre de los derechos humanos- al forzar a estados hasta ese momento democráticos a revestirse de armaduras de creciente grosor que reducen al fin, inevitablemente, el ámbito de la libertad general.
Uno de los indicadores más elocuentes con que contamos en esta tarea de rastrear el deslizamiento de la atención mundial de uno a otro tipo deviolencia es la sucesión de lemas por la paz que cada año, desde 1968 hasta la fecha, lanza el Papa a la humanidad. El papa ha convertido el año nuevo, desde aquella fecha, en una jornada mundial por la paz. Cada 1o. de enero, la jornada se desarrolla a todo lo largo de las fronteras del catolicismo bajo un lema anualmente renovado. Si se estudia con cuidado el contenido de estos lemas, se advierte el...
tracking img