Yghjfhf

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (699 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El tiempo
Es de lo más complicado dar una definición a la palabra tiempo; y es que ni siquiera es posible nombrarlo como un objeto, entidad, manifestación, fenómeno, etc. Esta ha sido una discusiónque han entablado filósofos, matemáticos, físicos.
“tiempo” es una palabra que usamos con cotidianidad, una expresión a la que todos recurrimos, aunque no podamos definirla fácilmente, sustanciainmaterial que se nos escapa de las manos, cualidad que tiene poderes curativos, fenómeno inagotable que organiza, representación, percepción o hasta imaginación para algunos autores, es algo presente entodo momento y sin embargo no observable directamente; pero ¿Qué es el tiempo para la gente? Y entonces más importante aun ¿cómo lo administran? ¿Cómo se aprovecha, para lograr las metas u objetivos?Antes de llegar a hablar del manejo del tiempo, hare una breve introducción de cómo ha sido visto, y como se ha intentado definir.
El tiempo puede ser definido como una magnitud física que mide laduración o separación de sucesos, se podría decir el periodo entre un estado; cualquiera de un sistema a la variación perceptible de dicho estado.
Permite ordenar sucesos en secuencias
Losproblemas vinculados al espacio y al tiempo tradicionalmente han sido centrales en los sistemas filosóficos, desde los presocráticos. Pero fueron los pitagóricos los que introducen el número como un nuevoelemento que tiene que ver en la abstracción del tiempo. Si para Tales de Mileto el principio generador del universo era el agua y para Anaximandro el infinito, para los pitagóricos el número subyacíaa toda realidad.
Heráclito de Éfeso consideraba que todo se halla en perpetuo cambio y transformación; el movimiento es la ley del universo, y su principio, el fuego. «Todo fluye», afirmaba, por loque para él, el tiempo antecedía al ser.
Parménides de Elea representa tradicionalmente la postura contraria. Entendía, por ejemplo, la eternidad, no como duración infinita, sino como negación del...
tracking img