Yo y mi otro yo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1959 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ikiwu y las estrellas
La luna tenía un hijo, Ikiwu, que ella amaba tiernamente. Cuando él cumplió dieciocho años ella lo llamo y le dijo: "Ikiwu, te has vuelto grande, ya no hay más espacio para ti en el cielo, debes vivir en la tierra. Tu eres un hombre y debes vivir con los hombres, pero te daré una cosa que podría ayudarte: dos ojos que pueden ver en la noche". Y ella puso cerca de sus ojosnegros, otros ojos que brillaban como dos diamantes.
Ikiwu descendió a la tierra. La noche había caído. Él cruzaba un gran bosque lleno de trampas: una pitón dormía sobre el camino, un leopardo estaba alerta delante de su caverna, un cocodrilo reposaba al borde del río que él debía atravesar. Pero, gracias a los ojos que su madre, la luna, le había dado, Ikiwu conseguía evitarlos. Llegofinalmente a una llanura, donde crecía la hierba más verde. Decidió parar allí y construir su cabaña y trabajar los campos. Cerca había otra cabaña. Una noche un ruido lo despertó, se levantó, abrió la puerta y gracias a sus nuevos ojos, vio a dos hombres en el campo de su vecino M'Wambia: ellos se preparaban a robarle sus pollos y dos sacos de productos que M'Wambia había preparado para vender en elmercado. Ikiwu se aproxima silenciosamente a los ladrones, quienes no lo habían visto y les proporciona unos buenos golpes y patadas. Los dos hombres abandonan su botín y huyen gimiendo. M'Wambia, quien había escuchado sus gemidos sale de su cabaña y comprende lo que había pasado. Agradece calurosamente a Ikiwu: sus pollos y los productos de su campo eran sus únicas riquezas.
Ikiwu y M'Wambia sevolvieron amigos. Ellos se llevaban bien, se entendían, trabajaban juntos. Un triste día, la mujer de M'Wambia cae enferma, muy enferma. M'Wambia la condujo donde el brujo para que él la tratara. "Tráeme polvo de oro, hierbas medicinales, dientes de león y sangre de serpiente. Haré una infusión que la curará"
M'Wambia fue a buscar el polvo de oro, las hierbas medicinales, los dientes de león y lasangre de serpiente. Un solo hombre podría venderle todo, pero quería mucho dinero y M'Wambia no lo tenía. Desesperado, le habló a su amigo Ikiwu, pero Ikiwu no tenía nada más. Desconsolado de no poder ayudar a su amigo, permaneció despierto toda la noche.
De repente, encontró la solución: sus ojos que veían en la noche le permitirían ver el fondo de su corazón. Él los arrancó y se los dio a suamigo.
"Hay dos ojos, le dijo. Ponlos en una bolsa y martíllalos. Tú tendrás así una gran cantidad de pequeñas piedras preciosas que te permitirán pagar el polvo de oro, las hierbas medicinales, los dientes de león y la sangre de serpiente y todo lo que necesitarás para curar a tu mujer”.
M'Wambia obedeció a su amigo. Él puso los dos ojos en un saco, los partió con un martillo y los dio alhombre que debía darle las medicinas que el brujo le había pedido. El hombre abrió el saco, admiró las pequeñas piedras preciosas y dio a M'Wambia aquello que necesitaba.
Mientras que él abría el saco, una parte de las piedras se derramaron sobre el piso. Una repentina ráfaga de vientos las alzó y las coloco en el cielo. Las pequeñas piedras brillantes descansaron cerca a la luna y se convirtieronen estrellas.
Cebra, Tortuga y Elefante
Cebra no estaba satisfecho con su aspecto: era blanco y parecía un burro. Los demás animales tenían pelajes hermosos: el león tenía una piel de un bonito bronceado, el pelaje de la jirafa era rojo con relieves claros, el leopardo tenía un vestido manchado, la gacela un pelaje amarillento. ¿Por qué el dios del cielo lo había hecho todo blanco?
Queríaencontrar una solución para ser más hermoso. Decidió buscar el consejo de tortuga. Tortuga era viejo y sabio y sin duda podría ayudarlo. Pero Tortuga amaba su oscuro caparazón y pensaba que este color sería también sería perfecto para Cebra. Así que ella lo salpicó de barro y de un líquido negruzco; ella estaba satisfecha de su nueva obra. Cebra fue a mirarse en las aguas de un estanque vecino y...
tracking img