Cuento

Páginas: 5 (1045 palabras) Publicado: 10 de mayo de 2014



Galletas de Chocolate





Olía a quemado.
¡Oh no! ¡Las galletas!
Para tener cuarenta y cinco años, corría como deportista experto. Llegué a la cocina y me puse el guante grueso de inmediato. Abrí el horno sin cuidarme demasiado de quemarme.
Las galletas estaban del color del carbón. Se veían horribles.
Los niños se decepcionarán.
Tiré lasgalletas a la basura y me dediqué a la tarea de hornear unas nuevas. Treinta minutos para las tres. Los niños llegarían pronto pero aún así podía reponerlas.
Preparé la mezcla de chocolate. La favorita de Bruce. Les di forma de estrella y las puse en el horno por quince minutos.
Espero no quedarme dormida viendo la novela en el sofá de la sala.
Amaba cuando los niños llegaban todosucios y cansados de la escuela. Entraban haciendo ruidos por la puerta y pidiendo la merienda. Yo gustosa de dársela.
Amaba a mis tres hijos. Amaba ser la madre de Bruce, Leah y Joey.
Seguía pendiente del tiempo. Sólo habían pasado cinco minutos. Bien. Esta vez no se quemarán.
Entré a las habitaciones a ver si todo estaba en orden.
Revisé la habitación de los niños,había un montón de ropa esparcida por el piso y las camas parecían nidos de gorilas. Les daría un castigo para que aprendan a ser ordenados. No le otorgaría su propio cuarto a Bruce. Me lo ha estado suplicando desde que cumplió los quince y siempre dice que no soporta a estar rodeado de juguetes de bebé en su propio cuarto.
¡Como crecen!
Las galletas. Reviso el reloj. Aún no.Entro al cuarto de Leah. Mi pequeña princesa. Era una niña hermosa e inteligente. Su habitación era toda rosa y olía a limpio.
Mi bebé. Era una mini yo de ocho años, solo que una versión mejorada.
Definitivamente, la maternidad era mi ocupación y mi pasión. Amaba a mis hijos, eran todo para mi.
Mi esposo Jorge, no era el mejor del mundo. Nadie lo es. Generalmente, se la pasatrabajando doce horas corridas para pagar la educación de los niños, la casa y todos los otros gastos.
Lo amaba, pero nuestra relación estaba cada vez mas deteriorada. Trataba de arreglarlo pero él, simplemente no me ayudaba. Trabajaba y trabajaba. Nunca tenia tiempo para mi.
Tiempo.
¡Las galletas! Habían pasado dieciséis minutos, uno mas no mataría a nadie. Espero.Las saqué del horno y estaban hermosas. Grandes estrellas de chocolate con pequeñas chispas de colores. Los niños las amarán.
Tocan la puerta.
¡Los niños están aquí!
Prácticamente fui de saltitos hacia la puerta. Estaba de un buen humor.
Abrí la puerta.
—Loren, hola.— Era Maggie, mi vecina de enfrente. — Necesito que me acompañes a la estación de policía. Mi esposo tuvoo, más bien, tiene un problema y necesito a alguien que me lleve. Por favor, es urgente.
—Claro, déjame buscar mis llaves y llamar a mi hijo.
Busqué las llaves y el celular. Le marqué a Bruce. Suena, suena y no contesta. Típico.
Vi el blog de notas y decidi dejarle una.

"Querido Bruce, te mataré por no contestar tu celular. No, mejor te lo confiscaré. Te dolerá más. En fin, salícon Maggie, tenía una emergencia. Mantén el orden.

Volveré pronto,

Mamá."

Salimos corriendo. Pasamos alrededor de cinco horas en la estación. Mi celular estaba impregnado de sudor y ansiedad. ¿Qué tan complicado es para un adolescente contestar su celular? Estaba sumamente preocupada pero mi vecina me tenia atrapada entre los problemas legales de su esposo. Al parecer, estabaacusado de un robo o fraude. No escuché bien, me la pasaba llamando para saber de mis hijos.
Cuando por fin puedo salir, salgo como de rayo a casa y dejo a la vecina en su entrada. Me despido y me voy directo a mi garaje.
Sueno la alarma de mi camioneta familiar. Que extraño. Usualmente los niños salen a la ventana cuando escuchan el Pip pip.
Prácticamente corro hacia la...
Leer documento completo

Regístrate para leer el documento completo.

Estos documentos también te pueden resultar útiles

  • Cuento que te cuento
  • Cuentos Que No Son Cuentos
  • Cuenta cuento
  • cuento cuento
  • cuento cuento
  • Cuentos Que No Son Cuentos
  • Cuenta Cuento
  • Mi Cuento Cuenta

Conviértase en miembro formal de Buenas Tareas

INSCRÍBETE - ES GRATIS