10 Principios para educar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2674 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

DIEZ PRINCIPIOS PARA EDUCAR

   Enunciamos las grandes ideas que sirven de guía a los padres en la maravillosa tarea de educar a sus hijos. Pero vale hacer una advertencia: de nada servirá poner en práctica todos estos consejos si no hay una base de amor y comprensión. Estos 10 pilares necesitan un buen cimiento: un hogar donde haya alegría, respeto y comunicación. Padres que esténdisponibles física y mentalmente para sus hijos; padres que al llegar a la casa dejen a un lado su cansancio y preocupaciones, que sepan mirar el interior de sus hijos, que sean capaces de sonreír y disfrutar de estar en familia.
   Primer Principio   Si quieres cosechar, siembra a tiempo
   Al nacer, nuestros hijos son como una pequeña semilla llena de futuras promesas. Podrán ser como un granárbol frondoso, de sólidas raíces y sabrosos frutos. Pero también, pueden crecer torcidos,ser muy vulnerables a los azotes del viento y las pestes y en definitiva no dar nunca los frutos que de ellos se esperaban.
   Con la exitosa fórmula de cariño y exigencia, los padres debemos educarlos en la gran riqueza de las virtudes humanas desde el primer instante de sus vidas. Esperar a la hora de la razónes llegar, definitivamente, tarde.
   Palabras del experto: Hay que saber que el 80% de las ideas pueden asentarse antes de los diez años; que es preferible un año antes, que un día después, pues eso ya es tarde; y que antes de los diez años es más fácil hablar con los hijos y ser escuchados, porque después de los doce, el tema se pone más difícil”. Fernando Corominas, Pdte. del InstitutoEuropeo de Estudios de la Educación.
   Para el bronce: Lo que no aprende Juanito, no lo sabrá nunca Juan. Refrán popular alemán.
   En nuestro archivo: Serie Hijos Felices. La educación de las Virtudes.Diego Ibáñez L. En Revista Hacer Familia Nº14 a N°24.
   Segundo Principio   Educa en vista al ser humano que quieres formar
   Los padres pueden verse atrapados por la inmediatez del diario vivir,sin haber reflexionado en torno al ser humano que quieren formar.
   Fórmula negativa: Hay familias en que se arma gran escándalo porque se rompió un jarrón, pero no cuando se desobedece o grita a la nana. Hay papás que tienen tiempo para abnegadamente llevar y traer de dentistas y fiestas, pero nunca se han dado el tiempo, o el valor, para conversar sobre la mala influencia de un ambiente. Haypadres que con esfuerzo y sacrificio mantienen una despensa abundante para que no falte nada (léase también mantener un máximo nivel de panoramas, ropa, auto, etc.) pero que no han pensado en cómo educar a ese hijo para el trabajo y en virtudes aparejadas a él como el esfuerzo, la sobriedad, la solidaridad, el servicio, la generosidad. Tienen, aunque suene duro, un pobre proyecto del hijo que seestá educando: se pierden en mil detalles y descuidan lo grande.
   Fórmula positiva: La forma de enfrentar temas como permisos, castigos, conversaciones, estudios… es muy distinta cuando se tiene claro el proyecto de ser humano que se quiere formar.Se premiará el esfuerzo de un hijo y no la nota; se castigará la falta de respeto con la hermana y no el haber llegado media hora tarde del colegio porun imprevisto; se conversará del futuro profesional según lo que éste lo enriquecerá como persona más que cómo le enriquecerá el bolsillo; se analizará cuánto beneficia a un hijo un panorama, más que permitirlo o no según criterios como no salió ayer o ha subido sus notas.
   Tercer Principio   El ejemplo y la unidad de criterio son claves
   Educar es educarse. Exigir a los hijos es primeroautoexigencia. El buen ejemplo es contagioso, arrastra.
La unidad de criterio entre el padre y la madre es lo que da seguridad a los hijos, En la práctica esto significa que los padres pueden tener distintas opiniones sobre cómo ayudar a un hijo o enfrentar un problema, pero una vez que se han puesto de acuerdo en ese "cómo", ambos actúan unidos. No hay un cónyuge cómplice de un hijo en oposición...
tracking img