Ablahamna

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1266 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 20 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Abaddon es el responsable de innumerables Cruzadas contra los mundos del frágil Imperio. Un monstruo inhumano cuyo nombre se volvió diez mil veces maldito durante los diez mil años de terror infligidos a la galaxia que antaño ayudó a conquistar en nombre del Emperador.

Hace 10000 años, Abaddon era un gran héroe, un guerrero poderoso que peleaba en las guerras de expansión y justa reconquistade la humanidad. Fue el capitán de la 1ª compañía de los Lobos Lunares durante la Gran Cruzada y siguió a Horus desde la Tierra hasta las lejanas estrellas. Los Lobos Lunares pelearon en innumerables mundos para liberarlos de la tiranía extraterrestre o de la corrupción del Caos y Abaddon estaba siempre en la punta de los combates. Adoraba al Señor de la Guerra como a un dios y Horus le considerabacomo su hijo favorito. Algunos murmuraban, por otra parte, que era de verdad el hijo clonico del primarca, el resultado de las primeras experimentaciónes con los Primogenitores de las Legiones. Nadie estuvo orgulloso más que él cuando el Emperador rebautizó la legión como Hijos de Horus en honor al Señor de la Guerra y de sus victorias durante la Cruzada de Ullanor.

Cuando la Herejía estalló,se volvió claro que la lealtad de Abaddon iba a ser para su primarca y no para el lejano Emperador de la Humanidad. Dirigió a los exterminadores de los Hijos de Horus durante las campañas de Istvaan, Yarant y en el asedio del Palacio Imperial de la Tierra. Abaddon combatió a los Exterminadores de los Puños Imperiales en la barcaza de combate de Horus en el momento que este tendía la trampa finalal Emperador, y su desesperación al saber de la muerte de Horus le sumergió más que nadie en la locura y el odio.

Abaddon condujo los Hijos de Horus en un contraataque furioso para recuperar el cuerpo de su querido Señor de Guerra y expulso a las fuerzas imperiales de la barcaza de combate. Se apoderó de una de las cuchillas relámpago de Horus, y lo arrancó de la armadura del Señor de la Guerracon un aullido de odio que resonó en toda la nave. Mientras la flota rebelde se dispersaba en la confusión, la gran barcaza de Horus desapareció en la Disformidad y tomó la dirección del Ojo del Terror.

Abaddon dejó el universo mortal y entró en la leyenda. Cuando Abaddon volvió, fue a la cabeza de una horda diabólica que asoló sistemas enteros alrededor del Ojo del Terror antes de que elImperio reúniera bastantes fuerzas para poner término a esta campaña. Los planetas cayeron en un apocalipsis de fuego y de hierro delante de los legionarios renegados. Las hordas de Abaddon fueron rechazadas sólo a un precio terrible gracias a los esfuerzos combinados de las legiones titánicas y de los capítulos de Marines, pero se trataba sólo de la primera de las " Cruzadas Negras " contra elImperio. Abaddon sueña con formar un imperio de caos con las ruinas humeantes de Imperio del Hombre. Cada ciudad, cada mundo destruido lo acerca a su objetivo y deja su impresión sobre la galaxia. .

Durante la primera Cruzada Negra, Abaddon cerró varios pactos de sangre con las fuerzas infernales. En las criptas de la Torre del Silencio de Urulan, Abaddon tomó posesión de una espada demoníaca de unaformidable poder,Drach'nyen. Se abrió camino a través de los laberintos guiado por un monstruoso mensajero doradohasta la camara de una negrura innominable, donde reposaba la espada, que estaba en éstasis desde hacia milenios. Con esta espada-demonio, Abaddon se volvió prácticamente invencible. Ciudades enteras fueron ofrecidas en sacrificio a los demonios simpre hambrientos de almas del Caos yejércitos completos fueron aniquilados por las entidades balbuceantes de la Disformidad. El poder de Abaddon alcanzó proporciones inhumanas cuando los dioses del Caos lo recompensaron con generosidad, y emprendió actos de una valentía demoníaca que horrorizaron a los que se enfrentaron contra él.

Abaddon Ha conducido trece Cruzadas Negras contra el Imperio. Algunas fueron grandes invasiones que...
tracking img