Afectos, autonomia y atuorregulacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 51 (12608 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Afectos, autonomía y auto-regulación: teoría de la complejidad en el tratamiento de niños con ansiedad y trastornos de conducta disruptiva

Publicado en la revista nº021
Autor: Tyson, Phyllis
“Affects, agency, and self-regulation: Complexity Theory in the treatment of children with anxiety and disruptive behaviour disorders" fue publicado originariamente en Journal of the AmericanPsychoanalytic Association, vol. 53, No. 1, p. 159-187, 2005. Copyright 2005, American Psychoanalytic Association. Traducido y publicado con autorización de la revista.


Traducción: Mª de los Angeles Sancho

Revisión: Raquel Morató de Neme



En un mundo cada vez más convulso y violento, con abultadas cifras de niños que sufren abusos, abandono o descuido, emocional si no físico, y en medio de unapoblación en aumento de preescolares agresivos con ansiedad y trastornos de conducta disruptivas que no pueden ser contenidos por las medidas habituales, los psicoanalistas pueden aportar una contribución. La intervención precoz es esencial. Las nuevas memorias procedimentales de interacción con los demás y para regular los afectos se forman mucho más fácilmente a edades muy tempranas de una formaque no se vuelve a tener nunca más. La intervención debe dirigirse a ayudar al niño a desarrollar un sentimiento de autonomía, estableciendo estándares morales, el sentido de la propia responsabilidad, y de poder regular sus emociones. Como demuestran los cinco casos de niños que se presentan aquí, los principios de los sistemas dinámicos complejos nos informan de estrategias de tratamientopsicoanalítico.

¿Es la violencia parte de la condición humana tal como afirma Freud (1932)? Ciertamente, la violencia es parte del entorno que nos rodea. Es patente en todo el mundo, con ataques terroristas, guerras entre naciones y dentro de ellas, y entre grupos étnicos y religiosos así como en nuestras calles, e incluso en nuestros hogares, donde es frecuente el abuso a niños, mujeres, y tambiénel asesinato de miembros de la familia. Aún así, nos alarma el aumento de crímenes capitales perpetrados por niños -niños que no necesariamente pertenecen a los guetos de grandes ciudades, ni a hogares deshechos, ni a familias de bajo poder adquisitivo. También son niños procedentes de barrios de clase media y más jóvenes que nunca. Cuando la respuesta de un niño de trece años de edad a unafrustración o a un desaire es llevarse al colegio una pistola y asesinar a sus compañeros de clase, debemos preguntarnos a nosotros mismos por qué. ¿Por qué un niño elige un camino tan drástico para resolver sus sentimientos? ¿Qué ha fallado durante su desarrollo para que no sea capaz de encontrar otra solución mejor? ¿Qué es lo que no funciona en nuestra sociedad que pone en tales situaciones a niñostan jóvenes? Y, sobre todo, ¿qué podemos hacer para corregir esta terrible corriente?

Hace más de medio siglo que los analistas observaron que los adolescentes violentos que infringen la ley tienen un historial traumático, de negligencia, abandono, abuso, o un ambiente caótico cuando eran bebes y en la temprana infancia (Aichhorn, 1925; Levy, 1937; Bowlby, 1944, 1958, 1960, 1969, 1973;Greenacre, 1945; Bender, 1947; Friedlander, 1945, 1949; Winnicott, 1946, 1956). Por ejemplo, Bowlby (1944) y Winnicott (1946, 1956), sugerían que el crimen del adolescente violento estaba asociado a un abandono del niño a edades tempranas. Anna Freud (1949) vinculaba la violencia depredadora carente de moralidad o remordimiento por la falta de vínculo emocional con los objetos. Greenacre (1941) pensaba quela raíz de la violencia se encontraba en la ansiedad. Se preguntaba si las interacciones patológicas padres-niño, la sobre-estimulación sexual o los sufrimientos no liberados del organismo podrían debilitar las funciones auto-reguladoras. Anticipándose a su tiempo, sugirió que podrían verse afectados los patrones neurofisiológicos, dejando al individuo con un sistema regulador de emociones...
tracking img