Alancay

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (547 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Alancay

Ese mediodía en humahuaca alancay terminó comiéndose las sobras de mi pollo a la portuguesa. Supe que había nacido en susques…no importaba mucho...podría haber sido dinamarqués, o de laGuyana…su apariencia, después comprendí, no obedecía a ningún patrón...no podría recordar su vestimenta pero su mirada determino mi día.
Aun pienso:
Alancay era la vida humana que me interpelaba, queen un momento de distracción con amigas, de relax, de pocos cuestionamientos…de vacaciones...nos volvió al centro de nuestra existencia.
Alancay se nos presento una mañana en Tilcara…mientrasalmorzábamos burguesas comidas típicas norteñas. En nuestro entusiasmo y placer por disfrutar nuestros escasos días lejos de la rutina; la bolsita humilde y la oferta de alfombritas por parte de alancay nosresulto intrascendente, hasta lo tratamos con cierto desden…no gracias!. No necesitamos alfombritas..
Al segundo día, en nuestro paso por Purmamarca rumbo a las salinas, Alancay de nuevo nosintercepto e insistió , señalando su humilde bolsita , ¿alfombritas?...otra vez! Dijimos.. No gracias…y seguimos nuestro finde escapado de la escuela , de la tarea familiar , hasta de nosotras mismas…Confieso que desde el primer día que lo vi., la mirada de alancay no se me borro mas…y convivía en mi una sensación de culpa por no haber prestado atención a sus alfombras ..peor...a su humanidad.
Eldomingo al mediodía visitamos Humahuaca. Como todos los turistas vimos salir el santo eléctrico que bendice a los fieles con un movimiento a lo Michael Jacson ( en camara lenta) y decidimos buscarrestaurant donde almorzar. Era nuestro último día en la quebrada . Viento, tierra , calor se conjugaron para que no fuera el mejor almuerzo de nuestras minivacaciones…algunas disputas, malentendidos…y alfinal las cuatro pedimos el menú del día. Mientras esperábamos..entro alancay al lugar y otra vez…sin reconocernos (creo) volvió a insistir con su humilde bolsita y nos ofreció sus alfombritas....
tracking img