Alcides arguedas: una visión cíclica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1395 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 21 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Alcides Arguedas: una realidad cíclica

Alcides Arguedas, uno de los más conocidos y polémicos escritores bolivianos, sostuvo durante toda su vida (1879 - 1946) una visión exteriorizada de la realidad de la población boliviana mayoritaria, fue él quien, de algún modo, plasmó el pensamiento de la élite boliviana de principios del s. XX, denotando -y satanizando- las características, tantofísicas como psicológicas, del grueso poblacional del país, compuesto por habitantes indígenas. Teniendo una visión marcada por el darwinismo social, y por tanto por la jerarquización de las razas, Arguedas presenta a la población indígena boliviana como un colectivo anacrónico a la modernidad, lleno de faltas y errores de características biológicas insalvables, frente a la modernizaciónoccidentalizadora, planteando un inminente choque entre ambas culturas.

De toda esta visión se podrá denotar un claro establecimiento de una barrera entre dos mundos totalmente diferentes, que impide unos pasen al mundo de los otros, sin embargo esta barrera no es siempre inexpugnable, es con frecuencia una barrera semi-permeable, pues en determinadas ocasiones se ha transgredido dicha demarcación“territorial”, lo que da lugar a una sociedad fluctuante, en la cual la lucha por el poder se hace cada vez más fuerte, y las “élites” dominantes ven cómo la “plebe” invade cada vez más su mundo, enclaustrado en un contexto totalmente ajeno, con la mirada en Europa, adoptando las ideologías que se daban por entonces en el Viejo Continente.

Es bajo esta visión que Arguedas veía a Bolivia, y es debido aesta misma lectura de la realidad que en sus escritos se plasma el temor de las élites, ante la constante amenaza de la plebe, que busca tomar el poder político y social. Es en este sentido que en su libro Historia general de Bolivia , Arguedas analiza, entre otros aspectos históricos del país, los mandatos de Manuel Belzu y de Mariano Melgarejo, cuyos respectivos gobiernos, medidas políticas yactitudes en general son criticados por Arguedas, siempre desde su visión enclaustrada y exteriorizada.

Y es en este punto donde se hace importante aclarar el propósito del presente texto, pues más allá de analizar y repasar la obra de Arguedas -lo cual es imperioso- el verdadero fin de esta presentación es analizar cómo, después de más de un siglo de existencia, Bolivia sigue sumida en unpensamiento similar -si no exacto- al de el escritor de principios de siglo. Para este propósito se realizará un paralelismo entre las críticas hechas por Alcides Arguedas a los caudillos de mediados del s. XIX y las críticas que recibe hoy en día el gobierno del Presidente Evo Morales, cuya ideología y accionar despiertan los sentimientos más recalcitrantes con respecto al división de mundos dentro deun mismo territorio.

Para poder llevar a cabo esta tarea, se tomarán en cuenta dos aspectos centrales, que se dan tanto en la crítica de Arguedas, a principios de siglo, como en las duras reprimendas hacia las acciones de Morales y su gobierno: en primera instancia está la opinión misma de la población, tanto la porción acomodada, como la mayoría de la población, de escasos recursos, conrespecto a las acciones tomadas por el gobierno; y en segundo lugar está el rol de la prensa, tanto e apoyo, como en oposición al régimen de gobierno.

Con respecto a la opinión pública, tanto a mediados del s. XIX, como hoy en día, se puede denotar una clara bifurcación, que presenta polos completamente opuestos: por un lado está la poco numerosa, pero a la vez imperante élite gobernante del país,que en ambos casos -s. XIX y s. XX- es testigo de un cambio de tipos de regímenes ; en el otro lado está la mayoría de la población, de bajos recursos, y que es entusiasta partícipe en los proyectos de cambio llevados a cabo, tanto por Belzu como por Morales, pues los modelos planteados responden a sus necesidades e inquietudes.
Por su parte las élites ven con temor las arremetidas de la...
tracking img