Amor, voluntad, razon y otras barbaridades. - aldles

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6585 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Amor, razón, voluntad y otras barbaridades.
Por Aldles

Con “A” mayúscula;

Dios, en su locura, creó al hombre libre e idiota. Lo que al final no supimos fue si aquello era bueno o malo, pero Dios vio que era bueno y aquí estamos, en Dios confiamos.

Cuando uno se presenta a su clase de catecismo un sábado por la mañana, y pregunta ¿Por qué Dios le dio al hombre la libertad? La respuestadetrás de las gruesas micas en los lentes de la catequista no va a llegar más lejos que, por Amor. Amor, con A mayúscula. Hay quienes aseguran que las locuras están, todas, relacionadas con el amor, y después de analizarlo un rato no parece muy aventurado. Vamos a dar por verdadero el dogma catequista y siendo así la pregunta será ¿Qué significa entonces que Dios, por Amor, haya creado al hombrelibre? Y cuáles son las consecuencias de esto.

Dios y Tom Waits

En el 2006 Tom Waits escribió “¿Acaso fue que el diablo creó el mundo mientras Dios dormía?” y por supuesto la interrogante del poeta de California intenta explicarse el constante mal que inunda el mundo, y lo hace mediante una imagen que cambiaría por completo el sentido de la creación. Pero 26 años antes, en 1980, él mismo, enotra de sus líneas difíciles de adjetivar, se preguntaba una vez más, esta vez dirigiéndose al espectador. “¿No sabes que no existe diablo tal? es solamente Dios cuando esta ebrio.” Siguiendo esta línea de pensamiento tendríamos como resultado que el catecismo, según el señor Thomas Alan Waits, explicaría a Dios creando el mundo, los hombres y su libertad, mientras estaba borracho.

Resultaríaridículo intentar descifrar las consecuencias morales que el poeta atraviesa con estas imágenes, es solamente que si hacemos uso de su metáfora será con el único fin de intentar explicar la noción de locura, de amor, y de libertad que se exponen en el siguiente ensayo.

La locura

En una entrevista realizada al mismo Tom Waits en el 2009 y publicada por la revista Tempestad: Ideas para un paísen ruinas, contaba una anécdota que comienza con una prescripción médica que le habían levantado hacía tiempo, donde le advertían que si no dejaba de fumar de una vez por todas tendría consecuencias fatales para su salud. Confesaba que estando en su casa en California, cada vez que sentía ganas de fumar iba a alguno de sus cajones donde sabía que guardaba cigarrillos, tabaco que tendría ahíprobablemente desde hacía años, y acto seguido iba hasta su jardín trasero, cavaba un pozo con las manos dejaba los cigarros, tapaba el agujero con tierra y orinaba encima de ellos. Regresaba a su casa hasta que la tentación se volvía irresistible y regresaba, arrancaba los cigarros del suelo, los ponía un par de minutos en el microondas y los fumaba.

Lo primero que puede atravesar nuestra cabeza alescuchar la anécdota es “Ese hombre debe estar loco” y muy probablemente no estar equivocados.

Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos conocido a alguien de quien resulta sencillo afirmar “ese ser humano está loco” y son bastantes las posibilidades de que estemos en lo cierto. Pero no vamos a cuestionar nuestra capacidad de juicio o las probabilidades de acertar. Intentaremos en losucesivo descifrar lo que en esas personas nos hace poder afirmar que sus actos se nos presentan como algo que simplemente se aleja de lo que consideraríamos sensato o cuerdo para así intentar explicar porqué se dice que Dios necesitaba estar loco para dar al hombre la libertad. No estaríamos hablando únicamente de anécdotas de gente extravagante sino también de los actos que puedan parecer mássencillos o más cotidianos. Por poner un ejemplo, el compañero de oficina que mantiene todo en orden, sigue al pie de la letra su propio horario, su atuendo no presenta nunca una sola arruga, su corbata combina con su ropa interior y pasa las mañanas, todas, escuchando jazz improvisado. Podríamos decir de él lo mismo que decimos del hombre que entierra sus cigarros, los orina, los pone a secar y los...
tracking img