Amor a los arboles

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1648 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 15 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Amor por los árboles. eldiariomontanes.es

http://www.eldiariomontanes.es/prensa/20090821/o...

Opinión

TRIBUNA LIBRE

Amor por los árboles
21.08.2009 - Juan Carlos Zubieta Irún, del Taller de Sociología. Universidad de Cantabria

Se dice que las anjanas, las hadas bondadosas de la mitología cántabra, son espíritus de los árboles que se ocupan de cuidar los bosques. Si es así,sospecho que o han emigrado o se han apuntado en la oficina de empleo, porque deben estar desesperadas al ver lo poco que los humanos protegemos a nuestros árboles. Y lo mismo le debe pasar a los duendes del bosque, a los bribones trentis. Vuelvo al refrán conocido por todos: "Quien a buen árbol se arrima buena sombra le cobija". Como a nadie se le escapa, los sentidos de la frase son diversos, pero,obviamente, el inmediato, el literal, alude al poder protector del árbol. Efectivamente, los árboles nos dan frutos, y madera, y sombra, y frescor, y oxígeno, y también acogen a muchos animales, y generan y protegen el suelo, y retienen la tierra frente a la erosión, y los de ribera contribuyen a frenar las riadas, y protegen del viento, y del ruido, y proporcionan mil colores y olores, y regulan latemperatura, y absorben el agua de la lluvia y del rocío, y condensan la humedad, y eliminan CO2, y contribuyen a producir un ecosistema diverso, y crean paisaje, y crean belleza. El bosque, los árboles, significan riqueza, natural y también económica. El árbol es vida. Si todo lo anterior es admitido, ¿cómo es posible que no protejamos mucho más a nuestros bosques? ¿Cómo no se persigue mucho mása los desaprensivos que queman el monte? ¿Cómo no se denuncia a los insensatos que sin inmutarse, sin ninguna reflexión, talan una zona boscosa o unos árboles centenarios? ¿Cuándo se desarrollarán planes permanentes e importantes de reforestación? ¿Qué día se enterarán algunos responsables municipales de que proteger la naturaleza repercute en el bienestar de la población y de que los árbolesembellecen más la ciudad que la mayor parte de las farolas y baldosas que tanto les apasionan? En términos más generales, ¿Cuándo se enseñará a la población a amar a los árboles?, ¿cuándo se dedicarán muchos más recursos a la educación ambiental? Cuando era niño me impresionaban los enormes plátanos que bordeaban todo el paseo en el que estaba mi casa. En el colegio, unos grandes eucaliptos nosproporcionaban munición para nuestras batallas. También de niño, durante el verano, en Liérganes, conocí al avellano, y a la higuera, y al castaño, y al nogal. Y aprendí que además de nueces y castañas, esos árboles nos podían proporcionar los recursos para hacer un arco, una caña de pescar, un tirachinas y otros muchos artefactos para los juegos. Por supuesto, todos los veranos, en algún momento, senos ocurría hacer una caseta en la copa de un árbol y allí, protegidos, en nuestro mundo, soñábamos y fumamos los primeros cigarrillos. Años más tarde, caminando por los montes de Cantabria, conocí el acebo, y los robledales y los hayedos. Y en otros momentos, en otras regiones y en otros países he tenido el privilegio de maravillarme con sauces, chopos, encinas, olivos, cipreses. Ahora mismo mevienen a la cabeza los colores extraordinarios del lapacho que crece en Paraguay. Poco a poco voy aprendiendo a amar a los árboles, y compruebo que cada día disfruto más de la Naturaleza y que aumenta mi capacidad para percibir su riqueza y diversidad. Me doy cuenta de que cuanto más ligado estoy a la tierra soy más humano. Por supuesto, lo que me sucede a mí también le ocurre a cualquiera que paseepor un bosque incluso al que dedique unos instantes a contemplar un solitario árbol acosado por el tráfico urbano. Por eso, porque creo en el gran valor de los árboles, me desespera la falta de sensibilidad de muchos ciudadanos y la irresponsabilidad de bastantes autoridades. Eduardo Cirlot ha subrayado que el árbol es uno de los símbolos esenciales de la tradición. Su estructura vertical...
tracking img