Anecdotas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (621 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Estas son anécdotas reales unas mías y muchas otras de personajes conocidos a través del viaje más maravilloso que una persona puede hacer: LA VIDA.
Y para no perder tiempo, Pus hay les va laprimera:
Corría un año del cual no me acuerdo y ni quiero acordarme, pues ese pensar me agota; cuando en una ranchería lejos de aquí y cerca de allá, unos niños, que pa’ ser exactos, no sé cuántos eran,solo sé que estaban jugando a las escondidas, tranquilos aquellos que conmigo estuvieron y saben de las travesuras hechas, no, no es mía la anécdota.
Pus bien, continuando con esta anécdota, estospequeños diablillos no se preocupaban de la tele, del video juego, del estrés, ¡ja! Ni existía esa palabra en el diccionario; ellos se preocupaban por labrar la tierra, poder llegar a la escuela despuésde una hora de caminata matutina, pa’ conservar la salud, tal fuera ahora en la ciudad, como les iba diciendo jugaban a las escondidillas y a Juan astucias le toco buscar y los demás se dieron a lafuga, es decir, a correr, se escondieron en donde más les gusto esconderse, unos en la milpa, otros por acá, otros por allá, en fin era una escondederá que ya los mafiosos más famosos quisieran teneresos escondites.
Juan astucias un chamaco canijo, abusado, con vista de águila, y olfato de sabueso, y el que más de todos las podía con astucias inventadas y otras tantas hurtadas, ¡uta!, los empezóa encontrar de volom pin pon ( es decir pa’ aquellos que no saben, rápido); Juan astucias no tardo ni lo que canta un gallo pa’ encontrar a los chamacos(también llamados niños).
Más como siempre, hayun viviyo, que ni Juan astucias lo podía encontrar, ya pasado un buen rato, todos se empezaron a preocupar, y entre todos lo empezaron a buscar; le gritaban: ¡¡JOSÉ!! , ¡¡CHEPE!! , ¡¡YA SALÍ, DE ONDEESTES!! , y su hermano Nando, que su verdadero nombre era quien sabe cual, ya no me acuerdo, ¡jum!, ni se diga, con un nudo en la garganta y los ojos rojos, rojos como queriendo llorar gritaba:...
tracking img