Anselma layton

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (876 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
anANSELMA EN EL CADALSO.

El Régimen del terror, al menor indicio de insurgencia o de simpatía por la causa independiente, ahogaba en la sangre del martirio a sus indefensos habitantes.

Una deella fue Anselma Leytón, quien fue sacrificada el 17 de enero de 1817 por el pacificador Manuel Ángeles, cuando contaba con 23 años de edad.

A esta heroína se le imputaba el hecho de haberauxiliado y acogido en su casa a un puñado de pobres patriotas fugitivos que acosados por la activa persecución realista llegaron hasta su hogar

No es difícil imaginar a Anselma Leytón al servicio dela patria, en ocasiones suministrando su asistencia a los enfermos en el campo de batalla, curando heridos, mitigando la sed al soldado fatigado, acompañando a los cadáveres hasta su sepultura yentregando su vida en el patíbulo bajo el plomo del verdugo.

Sabedor Ángeles, a su paso por Lérida, de que Anselma Leytón, valerosa mujer hija de la humilde aldea enclavada en el llano tolimense, habíasido protagonista de este acto humanitario a favor de sus compatriotas, no tuvo inconveniente en torturarla y mandarla al cadalso en una de las plazuelas de su pueblo natal, Lérida.
Anselma Leytónes la mujer aguerrida a la cual se debe considerar como una de las grandes heroínas de la emancipación de America, recogía: mulas, comida, pertrechos y armamento, para el ejército libertador.Reclutaba gente, alistaba personas para el ejército, enganchó más de 170 soldados que fueron héroes de la independencia. Hizo cosas que no hizo ningún hombre y el pago fue mandarla al olvido, al cuartode san Alejo. Ella debe ser el símbolo patrio de Lérida.

El ejército español retiene a Anselma Leyton en una emboscada terrible, no le hacen juicio en Mariquita como debió ser, por el peligro querepresentaba para ellos.

Sobre esta mujer, así como sobre las otras heroínas, no sabemos cómo eran sus rostros, ni su talla, ni su estatura, pero sí sabemos que se sacrificaron por apoyar la...
tracking img