.Antolofia literaria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3715 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 19 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Antología literaria

Nombre Del Alumno: Monica Mariana Cervantes Cossió

Nombre De La Escuela: Sec.Tec.Ind #64

Asignatura: Español

Nombre Del Maestro(a): Gloria Osorio

Lugar y Fecha de La Entrega: 5 de diciembre del 2008

Prologo

El propósito de este trabajo es hacer reflexionar sobre las trasformaciones del lenguaje que los pueblos experimentan alo largo del tiempo.
contienepoemas,rimas,canciones etc.de diferentes periodos literarios pertenecientes a una gran variedad de autores famosos de diferentes épocas y países de habla española.
algunos de los mas famosos como pablo neruda, sor juana ines de la cruz ,octavio paz,entre otros mas.donde se puede apreciar la forma de escribir de cada uno en su estilo y epoca respectiva

❖ RENACIMIENTO

Soneto CVIIIComo el triste que a muerte está juzgado,
y de esto es sabidor de cierta ciencia,
y la traga y la toma en paciencia,
poniéndose al morir determinado.

Tras esto dícenle que es perdonado,
y estando así se halla en su presencia
el fuerte secutor de la sentencia
con ánimo y cuchillo aparejado:

así yo, condenado a mi tormento,
de tenelle tragado no me duelo,
pero, después, si el falsopensamiento

me da seguridad de algún consuelo,
volviendo el mal, mi triste sentimiento
queda envuelto en su sangre por el suelo.

Juan Boscán.

Soneto LXI

Dulce soñar y dulce congojarme,
cuando estaba soñando que soñaba;
dulce gozar con lo que me engañaba,
si un poco más durara el engañarme;

dulce no estar en mí, que figurarme
podía cuanto bien yo deseaba;
dulce placer, aunque meimportunaba
que alguna vez llegaba a despertarme:

¡oh sueño, cuánto más leve y sabroso
me fueras si vinieras tan pesado
que asentaras en mí con más reposo!

Durmiendo, en fin, fui bienaventurado,
y es justo en la mentira ser dichoso
quien siempre en la verdad fue desdichado

Juan boscan.

Soneto XXIII

En tanto que de rosa y de azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y quevuestro mirar ardiente, honesto,
con clara luz la tempestad serena;

Y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:

Coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudarála edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.

Gracilazo de la Vega.

Soneto I

Cuando me paro a contemplar mi estado
y a ver los pasos por dónde me han traído,
hallo, según por do anduve perdido,
que a mayor mal pudiera haber llegado;

mas cuando del camino’ esto olvidado,
a tanto mal no sé por dónde he venido;
sé que me acabo, y más he yo sentido
ver acabar conmigo micuidado.

Yo acabaré, que me entregué sin arte
a quien sabrá perderme y acabarme
si quisiere, y aún sabrá querello;

que pues mi voluntad puede matarme,
la suya, que no es tanto de mi parte,
pudiendo, ¿qué hará sino hacello?

Garcilazo De La Vega.
Oda a la flor de Gnido

Si de mi baja lira
tanto pudiese el son que en un momento
aplacase la ira
del animoso viento
y la furia del mar yel movimiento;

y en ásperas montañas
con el suave canto enterneciese
las fieras alimañas,
los árboles moviese
y al son confusamente los trujiese,

no pienses que cantado
sería de mí, hermosa flor de Gnido,
el fiero Marte airado,
a muerte convertido,
de polvo y sangre y de sudor teñido;

ni aquellos capitanes
en las sublimes ruedas colocados,
por quien los alemanes,
el fiero cuelloatados,
y los franceses van domesticados;

mas solamente aquella
fuerza de tu beldad sería cantada,
y alguna vez con ella
también sería notada
el aspereza de que estás armada:

y cómo por ti sola,
y por tu gran valor y hermosura
convertido en viola,
llora su desventura
el miserable amante en tu figura.

Hablo de aquel cativo,
de quien tener se debe más cuidado,
que está...
tracking img